Público
Público

La década calurosa

El informe anual de la Organización Meteorológica Mundial señala que los últimos diez años han registrado una temperatura media superior a los periodos anteriores. Los 13 años más calurosos se han dado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La noche del 31 de diciembre, cuando millares de jubilosos y achispados españoles estén tragando apresurados sus 12 uvas, abrigados del frío invernal, se estará cerrando la década más cálida de la Tierra desde que se tiene memoria científica. El informe que hizo público ayer la Organización Meteorológica Mundial (OMM) deja claro que el verdadero efecto 2000 que se cernía sobre el planeta al finalizar el pasado milenio era el del calentamiento global, con valores de récord en todas las regiones del globo. Otro ejemplo: los 13 años más calurosos de los que se tiene noticia han tenido lugar en los últimos tres lustros, según los registros de este organismo de Naciones Unidas para el estudio de las temperaturas y el clima. El planeta se calienta, de eso no quedan dudas.

En concreto, la media de los últimos diez años ha superado en 0,46 grados centígrados el promedio anual de 14,00 grados que se tiene como referencia, correspondiente al periodo 1961-1990. Tal es la pendiente de calor por la que se desliza el mundo que ni siquiera fenómenos como el de La Niña logran refrescar el calentamiento. Este episodio climático, que se ha manifestado con gran fuerza en 2011, suele reducir la temperatura global entre 0,10 y 0,15 grados centígrados. Sin embargo, este año ha conseguido -eventualmente- el décimo puesto en el listado de años más bochornosos desde que se contabilizan, 1850. Y será el año de los que tuvieron La Niña con la mayor temperatura global desde entonces: 0,41 grados por encima del promedio.

La temperatura del globo en 2011 es 0,41 grados mayor de lo normal

Este informe preliminar de la OMM (a falta de los datos de noviembre y diciembre, el final se presentará a principios de 2012) se presentó ayer en la cumbre del cambio climático en Durban (Suráfrica), y señala algunos puntos concretos de la Tierra que La Niña no pudo refrigerar y que vivieron picos históricos de temperatura, como el norte de Rusia, que registró la mayor diferencia con respecto a su promedio: entre enero y octubre se midieron temperaturas 4 ºC más calurosas que la referencia habitual. En esta zona del globo, determinados momentos de la primavera estuvieron 9 ºC por encima del promedio para esa estación. En la misma línea, la capital finlandesa, Helsinki, tuvo su verano más tórrido de los últimos 200 años. Y Armenia alcanzó la temperatura nacional más alta de toda su historia: 43,7 ºC.

Las causas de este brusco caldeamiento del planeta no ofrecen dudas para los responsables de la OMM. 'Nuestro trabajo científico es sólido y prueba inequívocamente que el mundo se está calentando y que este calentamiento se debe a la actividad humana', indicó el secretario general de la organización, Michel Jarraud. 'Las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera han alcanzado nuevos máximos. Nos estamos acercando muy rápidamente a unos niveles que podrían reflejar un aumento de 2 a 2,4 grados centígrados en la temperatura media mundial, lo que, según los científicos, podría desencadenar cambios irreversibles y de amplio alcance en nuestro planeta, en la biosfera y en los océanos', lamentó Jarraud.

Jarraud añadió: 'Nuestro trabajo es proporcionar conocimientos científicos que ayuden a los responsables políticos a tomar decisiones'. El responsable de la OMM no esconde que este informe, como el que presentó la semana pasada que mostró un nuevo récord en la emisión de gases con efecto invernadero, debería motivar a los líderes que se reúnen estos días en Durban. Desde allí, el vicesecretario general de la organización, Jeremiah Lengoasa, señaló que es 'una urgencia hacer frente a la situación tomando decisiones que se puedan desarrollar a escala global'.

'Este calentamiento se debe a la actividad humana', dice la OMM

Un motivo de urgencia es otro de los datos aportados en el informe: la extensión medida de los hielos del Ártico es más reducida que nunca, sólo por detrás del récord absoluto registrado en 2007. Este dato es uno de los que arropa la idea de que la mano del hombre está detrás de estos calores, según el experto en cambio climático José María Baldasano. 'El deshielo del Ártico, en extensión y en espesor, es mayor de lo esperable, y la rapidez de este proceso indica sin lugar a dudas que hay un detonante que altera la maquinaria térmica del planeta: el ser humano', explica el director del departamento de Ciencias de la Tierra del Centro Nacional de Supercomputación. Las otras dos pruebas que aporta Baldasano contra el hombre, junto al deshielo, son el nivel 'disparado' de emisión de gases como el CO2 y la reducción del patrón de radiación solar, que no justifica un aumento de las temperaturas de la Tierra.

La primavera española estuvo 2,3 grados por encima de lo esperado

El calentamiento general del planeta también se ha notado en España, uno de los países que más se han calentado este año. '2011 será uno de los años más cálidos de los que tenemos registros; ha sido verdaderamente caluroso', señala el responsable de Información Climatológica de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Ángel Rivera.

Según Rivera, cuando se tengan los datos de los dos últimos meses, el resultado será que este año ha sido 'o el primero o el segundo o el tercer año más caluroso de todos'. En España se tienen datos sistematizados desde 1961. Según los cálculos de este experto, la media de este año estará 'un grado y pico' por encima de los promedios. La OMM ya señala en su informe que la primavera española ha sido especialmente fogosa: 2,3 grados centígrados por encima de lo esperado en ese periodo.