Público
Público

El uso del móvil no aumenta el riesgo de cáncer en los niños

Un estudio en un millar de jóvenes no encuentra una relación, pero sus autores piden más investigaciones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando todavía no se han cumplido dos meses desde que la OMS desatara la alarma mundial al calificar el uso de teléfonos móviles como 'posiblemente cancerígeno', un nuevo estudio afirma que los niños y los adolescentes usuarios de estos dispositivos no se exponen a un mayor riesgo de sufrir un tumor cerebral que los no usuarios.

El trabajo, liderado por el investigador de la Universidad de Basilea (Suiza) Martin Röösli, analizó entre 2004 y 2008 a más de 350 pacientes con tumores cerebrales, comparándolos con casi 650 jóvenes sanos. Los científicos no encontraron ninguna pista estadísticamente significativa de que los niños con cáncer hubiesen empleado más el teléfono móvil que los demás. Los jóvenes, de entre 7 y 19 años, respondieron a un cuestionario presencial sobre sus costumbres al teléfono, pero los investigadores también contrastaron la información en algunos casos con los datos de las empresas de telefonía. El 55% de los enfermos afirmó hablar regularmente por el móvil antes de recibir el diagnóstico de cáncer, frente al 51% de los sanos.

Sin embargo, en los jóvenes con datos disponibles de su operadora sí se halló una correlación entre el riesgo de padecer un tumor cerebral y el tiempo transcurrido desde que se dieron de alta en los servicios de telefonía, pero sin ningún vínculo observable con el tiempo de uso.

'Como no hemos encontrado una clara relación entre la exposición y la respuesta en la mayor parte de los análisis, la evidencia disponible no apoya una asociación causal entreel uso de teléfonos móviles y los tumores cerebrales', escriben los autores en su estudio, publicado ayer en Journalof the National Cancer Institute. No obstante, los investigadores recomiendan vigilar con atención una posible asociación, ya que el uso de teléfonos móviles entre niños y adolescentes ha aumentado exponencialmente en los últimos años.

El trabajo se ha realizado con jóvenes de Noruega, Dinamarca, Suecia y Suiza. Además, un editorial que acompaña al estudio subraya que a lo largo de los últimos 20 años, en EEUU y otros países, la incidencia de tumores cerebrales entre niños y adolescentes se ha mantenido estable, pese a la llegada masiva de los teléfonos móviles.

Un estudio previo realizado por la OMS, conocido como Interphone, sugirió un mayor riesgo de tumores cerebrales malignos en los niveles más altos de exposición, con un uso continuado del móvil de más de media hora diaria. Sin embargo, posibles errores y sesgos en el estudio evitaron que la OMS decretara una relación causal. Ahora, los investigadores recomiendan evitar los riesgos conocidos del aparato: emplearlo mientras se conduce un automóvil.