Público
Público

Fin del veto a la tableta de Samsung en la UE

El tribunal alemán reconoce que no tiene jurisdicción

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Samsung puede volver a vender la versión 10.1 de su tableta Galaxy Tab en la mayor parte de la UE después de que un tribunal alemán levantara ayer el veto que había impuesto la semana pasada, tras reconocer su falta de jurisdicción para imponer vetos fuera de Alemania.

Un juzgado de Düsseldorf decidió el pasado jueves aceptar el requerimiento judicial de Apple para paralizar la venta de la tableta Samsung Galaxy Tab 10.1 en la UE. La compañía de la manzana aseguró que los móviles y tabletas de la empresa coreana copiaban 'servilmente' sus iPad e iPhone. En concreto, Apple acusaba a Samsung de violar 10 patentes y reclamaba la paralización inmediata de las ventas de la tableta que, según los analistas, es el rival más serio del popular iPad de Apple, líder actual del mercado.

Ayer, sin embargo, el mismo juzgado reconocía que es 'cuestionable' que pueda extender su jurisdicción a compañías extranjeras que operan fuera del país y, por ello, ha levantado el veto impuesto a las ventas en la UE, aunque mantiene la prohibición en Alemania. Samsung, además, recurrió el lunes la decisión y su caso será revisado por el tribunal el próximo 25 de agosto.

Apple y Google cuyo sistema operativo Android hace funcionar los teléfonos y tabletas de Samsung mantienen una cruda guerra en el mundo de las patentes de la tecnología móvil desde hace meses. Apple ha registrado demandas por vulneración de patentes contra los aliados deGoogle (como Samsung y HTC) en la Unión Europea, Estados Unidos y Australia. Samsung, por su parte, ha contrademandado a Apple por el mismo motivo en diferentes países.

El pasado lunes, Google daba una vuelta de tuerca al comprar el fabricante de telefonía móvil Motorola por 12.500 millones de dólares. Es un movimiento que la mayor parte de los expertos atribuye a la defensa de las patentes de Android y a la adquisición, además, de las más de 17.000 que tiene Motorola.

En el enésimo capítulo de esta guerra comercial se conocía ayer que el fabricante taiwanés HTC aliado de Google y fabricante de su teléfono Nexus One ha demandado a Apple en Delaware (EEUU) por infringir tres de sus patentes en sus ordenadores Macintosh, así como en sus tabletas iPad, sus reprodctores musicales iPod y sus teléfonos iPhone. La propia Apple mantiene una demanda similar contra HTC en el mismo juzgado de Delaware.