Publicado: 17.04.2014 09:33 |Actualizado: 17.04.2014 09:33

Descubiertas unas proteínas claves en la lucha contra la 'Salmonella'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un equipo de investigación en el Biozentrum de la Universidad de Basilea, en Suiza, ha descubierto una familia de proteínas que juega un papel central en la lucha contra la bacteria patógena Salmonella dentro de las células, según publica la revista Nature. Los llamados GTPasas inducidos por interferón revelan y eliminan el camuflaje de la bacteria en la célula, permitiendo a la célula reconocer el patógeno y hacerlo inocuo.

Las bacterias han desarrollado innumerables estrategias para ocultarse con el fin de evadir el ataque del sistema inmune y, en el cuerpo, la bacteria Salmonella utiliza los macrófagos como células huésped para asegurar su supervivencia y ser capaz de propagarse en el organismo. Su estrategia de supervivencia es la de acurrucarse en una vacuola dentro del citoplasma de un macrófago, ocultándose y multiplicándose allí, de forma que las células inmunes no pueden detectarla y luchar contra ellas.

Sin embargo, los macrófagos, en los que se esconde la Salmonella, también han desarrollado una estrategia para desenmascarar el disfraz de la bacteria y descubrir su escondite. Este grupo de expertos, dirigido por el profesor Petr Broz, del Biozentrum, ha descubierto una familia de proteínas llamadas GTPasas inducidas por el interferón en células huésped invadidas por Salmonella, que son "las responsables de destruir el escondite del patógeno e iniciar la respuesta inmune de la célula", explica el primer autor del trabajo, Etienne Meunier.

Una vez hallado el escondite, las GTPasas son transportadas a la vacuola, donde desestabilizan su membrana, de forma que dejan a las bacterias sin protección en el citoplasma, donde las moléculas de la superficie son fácilmente reconocibles por la defensa intracelular. "Las GTPasas son la clave para el escondite de las bacterias. Una vez que se abre la puerta y se destruye la vacuola protectora, no hay escapatoria. Las bacterias quedan expuestas inmediatamente a la maquinaria de defensa de la célula", explica Meunier.

Los receptores en la célula identifican el patógeno y luego activan las enzimas celulares especiales para destruir las bacterias, además de que, las células poseen proteasas, denominadas caspasas, que se activan y dirigen la muerte celular de la célula huésped infectada. La Salmonella sigue siendo un temido patógeno, ya que puede causar enfermedades diarreicas que ponen en peligro la vida.

Los hallazgos de Broz y su equipo permiten entender mejor las estrategias de las células inmunes y quizás cómo modelar esto en el futuro, además de allanar el camino para nuevos enfoques en el uso de medicamentos para apoyar la lucha del cuerpo contra los patógenos. Con el fin de aclarar aún más los mecanismos de la respuesta inmune a las infecciones por Salmonella, estos expertos planean investigar cómo las células detectan el escondite de las bacterias, la vacuola en el citoplasma de los macrófagos, y qué inicia el reclutamiento de GTPasas hacia la vacuola.