Público
Público

Descubierto el cuarto planeta de un sistema solar 'imposible'

Las teorías actuales no pueden explicar cómo se formaron estos cuerpos en torno a su estrella

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un equipo de astrofísicos describe hoy un sistema solar que no debería existir y que, sin embargo, han podido fotografiar.

Está en torno a una estrella algo más grande que el Sol y casi cinco veces más luminosa. Hace dos años, sus tres planetas gigantes fueron el primer grupo de exoplanetas cazados en imágenes directas por telescopios terrestres a pesar de estar a casi 130 años luz de la Tierra. Ahora, nuevas imágenes del astro, llamado HR8799, desvelan la existencia de un cuarto objeto gigante que parece desafiar las leyes del universo.

El astro HR8799 alberga gigantes diez veces mayores que Júpiter

El conjunto es una versión XXL de los confines de nuestro sistema solar. 'El de HR8799 es un ejemplo asombroso de lo extremos que pueden llegar a ser los sistemas formados en torno a estrellas', explica hoy en Nature el equipo de Christian Marois, investigador del Consejo Nacional de Investigación de Canadá.

Los cuatro planetas son gigantes de gas que orbitan más allá de la llamada línea de nieve, es decir, que están a -123ºC o menos. El cuarto planeta es diez veces más grande que Júpiter, y sus compañeros tienen un tamaño similar. El estudio, en el que también han participado investigadores de Estados Unidos, no descarta que haya también un planeta rocoso como la Tierra mucho más cerca de la estrella.

Ninguna de las dos teorías predominantes explica cómo pueden coexistir los cuatro planetas. La primera dice que estos se forman a partir del polvo y gas en torno a una estrella durante un proceso que puede tardar más de 3,5 millones de años. Pero, según esta hipótesis, el planeta recién descubierto habría tardado en formarse unos 200 millones de años, algo que triplicaría la edad estimada para la estrella de la que supuestamente nació, de 60 millones de años según el estudio.

Investigadores de Canadá y EEUU logran fotografías directas del grupo

La segunda opción, que los gigantes apareciesen en escalas mucho más rápidas (unos 10.000 años) a partir de polvo y gas enfriados, tampoco cuadra con el cuarto planeta, pues su órbita está demasiado cerca de su estrella para alcanzar la temperatura adecuada.

La única posibilidad es que ambos procesos sucediesen, o que incluso existan otros desconocidos. 'Es posible que haya procesos de aparición nuevos en los que no habíamos reparado antes', reconoce a Público Tristan Guillot, un experto en exoplanetas del Observatorio de la Costa Azul (Francia) que no participó en el estudio. 'Es un sistema muy exótico, pero es el primero de muchos otros que van a ser descubiertos gracias a las técnicas de imagen directa usadas en este estudio', concluye Guillot.