Público
Público

Despega con éxito el satélite Proba-V que seguirá el crecimiento de la vegetación en la Tierra

La Agencia Espacial Europea (ESA) tuvo que aplazar el lanzamiento el pasado sábado debido a las malas condiciones meteorológicas. Su misión es monitorizar cada dos días el crecimiento de la vegetación, así como lo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Agencia Espacial Europea (ESA) ha lanzado con éxito, en la madrugada de este martes, el satélite en miniatura Proba-V, un despegue que tuvo que ser aplazado el pasado sábado debido a las malas condiciones meteorológicas. Ahora, la misión de Proba-V es monitorizar cada dos días el crecimiento de la vegetación en la Tierra, así como los cambios en la cubierta terrestre. Según ha informado la ESA, el satélite despegó las 04.06 horas (hora peninsular) desde el Puerto Espacial Europeo de Korou, en la Guayana Francesa, a bordo del lanzador Vega, que también portaba el satélite VNREDSat 1A de Vietnam y el ESTCube 1 de Estonia.

En el lanzamiento, las tres etapas de combustible sólido funcionaron según lo previsto y, tras dos encendidos del motor de combustible líquido de la etapa superior, el satélite Proba-V fue liberado en una órbita circular a 820 kilómetros de altitud sobre la costa occidental de Australia, unos 55 minutos después del lanzamiento. El satélite ya está siendo controlado desde el centro de la ESA en Redu (Bélgica), desde donde se someterá a una serie de pruebas antes de que comience la fase de operaciones de la misión.

(Despegue en el minuto 19:45 del vídeo)

Tras poner en órbita a Proba-V, la etapa superior de Vega se encendió una tercera vez para soltar la parte superior del Adaptador de la Carga Útil Secundaria, con forma de huevo. Un cuarto encendido puso al conjunto en una órbita circular a 704 kilómetros de altitud, en la que se liberó a VNREDSat 1A y ESTCube 1. Finalmente, un quinto y último encendido del motor del lanzador colocará a la etapa superior en una trayectoria que garantizará una reentrada segura en la atmósfera terrestre, siguiendo las directrices para minimizar la creación de nuevos fragmentos de basura espacial.

El director general de la ESA, Jean-Jacques Dordain, ha señalado que es 'un gran día para la ESA, sus Estados Miembros y para Europa'. 'Gracias al apoyo de los Estados Miembros, la ESA y la industria europea están demostrando una vez más su capacidad de innovación', ha declarado.

Proba-V, que continuará el legado del instrumento 'Vegetation' de los satélites Spot-4 y Spot-5, porta una cámara multiespectral y, a pesar de su reducido volumen de menos de un metro cúbico, ayudará a evaluar el impacto climático, gestionar los recursos hidrológicos, monitorizar las cosechas y estimar la seguridad alimentaria. Además, está equipado con sensores en las bandas de la luz azul y roja y en el infrarrojo cercano y medio. Estas cuatro bandas espectrales le permitirán estudiar la cubierta del terreno y distinguir el tipo de plantas o cosechas.

Proba-V ofrece una resolución de 350 metros en todo su campo de visión y de 100 metros en el nadir, con lo que podrá proporcionar una clara imagen de la salud de la vegetación de nuestro planeta. Tras eliminar las nubes de las imágenes, Proba-V ofrecerá un mosaico completo de la cubierta del terreno cada diez días. Esta misión están financiada a través del Programa General de Apoyo a la Tecnología (GSTP) de la ESA, que fomenta el desarrollo de tecnologías innovadoras para el espacio y el mercado en general. La serie de satélites Proba engloba a los satélites más pequeños de la ESA, todos ellos con un volumen inferior al metro cúbico. Proba-V es la primera misión con un carácter más operacional que experimental, según ha indicado la agencia espacial.