Publicado: 21.09.2015 14:17 |Actualizado: 22.09.2015 11:44

El día que Stonehenge
fue vendido en subasta

Un abogado británico compró hace un siglo el monumento megalítico por 9.000 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Fotografía del monumento megalítico de  Stonehenge tomada en 1870. /  HISTORIC ENGLAND ARCHIVE

Fotografía del monumento megalítico de Stonehenge tomada en 1870. / HISTORIC ENGLAND ARCHIVE

Su esposa lo mandó por unas sillas y a Cecil Chubb, un abogado que había nacido en Shrewton en 1876, no se le ocurrió otra cosa que comprar un terrenito a escasos kilómetros de su pueblo, en el condado de Wiltshire. Claro que la finca en cuestión albergaba unas ruinas, que con el paso del tiempo terminaron convirtiéndose en Patrimonio de la Humanidad.

Sucedió un día como hoy de hace cien años. El New Theatre de Salisbury acogía una subasta y estaba a rebosar. Cuando llegó el lote número 15, se caldeó el ambiente. La puja comenzó en 5.000 libras, pero se estancó en 6.600 (unos 9.000 euros) y fue adjudicada a Chubb, pese a los intentos del subastador por venderlo a mejor precio. “Caballeros, es imposible valorar Stonehenge y ésta es una pobre oferta”, advirtió sir Howard Frank, “pero si nadie ofrece más…”.



El lote fue para el abogado que había acudido a la subasta por unas sillas para el comedor, tal y como le había encargado su mujer a Chubb, que tres años después cedió el hallazgo al Estado, lo que permitió su conservación hasta nuestros días. “¿Quién sabe qué hubiese pasado si lo hubiese comprado otra persona?”, se pregunta hoy la conservadora británica Heather Sébire, quien reconoce a The Guardian que resulta “extraño” que alguien pudiese pujar por el monumento megalítico hace un siglo.

Recientemente, un grupo de arqueólogos británicos descubrió a tres kilómetros de Stonehenge un centenar de monolitos enterrados que podrían constituir el mayor monumento neolítico construido en el Reino Unido. Los investigadores de la Universidad de Bradford localizaron unas noventa piedras alineadas y de grandes dimensiones, algunas de hasta cinco metros, en una construcción cinco veces mayor que el que adquirió Chubb en 1915, uno de los monumentos prehistóricos más visitados del mundo.

Etiquetas