Publicado: 13.03.2014 17:44 |Actualizado: 13.03.2014 17:44

Diagnostican la primera neumonía por cigarrillo electrónico en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (CHUAC) ha diagnosticado y tratado el primer caso en España, el segundo documentado en el mundo, de neumonía lipoidea asociada al cigarrillo electrónico.

La jefa de la Unidad de Broncología del hospital coruñés, Carmen Montero, ha explicado en declaraciones a Efe los detalles sobre el caso de un fumador cuya vida ha estado comprometida en los últimos días.El hombre ha sido dado de alta este jueves y continúa "fumando tabaco convencional, pero menos que antes", y si bien ya se encuentra estable de su neumonía, no es capaz de resistir su adicción a la nicotina.

Este paciente, de unos 50 años, es un "fumador importante" que aumentó su consumo mientras estaba en su habitación hasta las cinco cargas diarias, equivalente a cinco cajetillas.

Allí se aprovechaba del vacío legal que impide el consumo del tabaco tradicional en lugares públicos cerrados, pero que de momento no regula los cigarrillos electrónicos.

Aunque no estaba en el hospital por motivos neumológicos, pronto empezó con "tos, fatiga y disnea", por lo que se le realizaron una radiografía, un TAC y una broncoscopia, en los que se detectaron infiltrados pulmonares.

Los resultados concluyeron que padecía una neumonía lipoidea por cigarrillo electrónico, el primer caso documentado en España y el segundo a nivel mundial, tras uno que se publicó en la revista Chest.

El afectado tiene 50 años y es un "fumador importante" que fuma hasta cinco cargas diariasLa causa de la neumonía era la presencia de glicerina vegetal entre los componentes de las cargas de los cigarrillos electrónicos, que es imprescindible para poder vaporizar la nicotina líquida que llega a los pulmones de los consumidores sin combustión previa.

Esta glicerina, que es un lípido, se fue acumulando en los pulmones del paciente hasta que su vida corrió peligro, aunque tras la prohibición del consumo de cigarrillos electrónicos "evoluciona bien", ha agregado la doctora Montero.

La médico adjunta y responsable de la unidad de tabaquismo del servicio de neumología del CHUAC, doctora Julia Tábara, ya advirtió ayer de que la utilización de estos dispositivos no solo es muy peligrosa desde el punto de vista sanitario, sino que además la Organización Mundial de la Salud (OMS) prohíbe que se publiciten como medio para dejar el tabaco habitual.

De hecho, comentó que no son pocos los que utilizan estos cigarrillos para seguir fumando donde no se puede y ponen así en riesgo también la salud de los fumadores pasivos, que se ven obligados a respirar todo lo que sale de ellos, como la nicotina.

No todos los cigarrillos electrónicos llevan nicotina, una sustancia muy adictiva, pero sí que contienen otros elementos como el propilenglicol -irritante en las vías respiratorias y causante de asma en niños-, la glicerina vegetal, las nitrosaminas -cancerígenas-, el dietilenglicol -presente en anticongelantes-, los denominados sabores y otros metales pesados.

La Asociación Nacional Española de Vapeadores (ANEV), que agrupa a un total de once fabricantes de cigarrillos electrónicos, se ha mostrado hoy "muy escéptica" ante la posible relación entre el uso del cigarrillo electrónico y el caso de neumonía lipoidea detectado en Galicia, ha informado en una nota.

La neumonía lipoidea puede llegar a ser "muy grave o incluso mortal" El presidente de ANEV, Pedro Cátedra, ha recordado que en países como Estados Unidos o Italia se utilizan estos cigarrillos desde hace más de una década y que durante ese tiempo más de 60 millones de personas lo han empleado.

"Incluso en el caso de que el paciente estudiado por el CHUAC estuviera realmente relacionado con el uso del cigarrillo electrónico, se trataría del segundo detectado en el mundo. No nos parece representativo", ha incidido Cátedra.

La ANEV admite que un uso excesivo de estos cigarrillos "puede generar problemas, igual que puede ocurrir con el exceso de azúcar o sal", pero recuerda que "está absolutamente demostrado que los cigarrillos electrónicos y los líquidos para su recarga son una alternativa sensiblemente menos tóxica que el tabaco tradicional". "A día de hoy no hay una sola muerte que pueda relacionarse" con el consumo del cigarrillo electrónico, concluye la nota.

Por su parte, el director de investigación en tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), Carlos Jiménez, ha dicho hoy que si se mantiene el consumo de cigarrillos electrónicos, "en poco tiempo se podrán diagnosticar más casos de neumonía lipoidea" debido al componente de la glicerina.

"Estamos asistiendo a la aparición de una enfermedad asociada al consumo de e-cigarrillos" que puede llegar a "ser muy grave o incluso mortal" si afecta a una persona con insuficiencia respiratoria de base, ha advertido el investigador.