Público
Público

"Dios es el creador del Universo desde hace mucho"

El arzobispo de Oviedo rebate las tesis de Hawking. "Basta tener las antenas bien puestas para entender que Dios está"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuatro días después, el habitual silencio de la jerarquía católica frente a temas que interesan a la sociedad se ha roto. Mientras la Conferencia Episcopal no ha querido hacer ninguna declaración sobre el nuevo libro de Stephen Hawking, donde el científico inglés niega que la creación del Universo sea obra de Dios, quien sí ha reaccionado ha sido el arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes, quien ha tratado de rebatir las tesis del astrofísico: 'Existe Dios y la vida lo sabe', afirmó ayer, tajante, el prelado. 'Es el creador del Universo, desde hace mucho tiempo', añadió.

Durante un encuentro con periodistas en Oviedo, el arzobispo franciscano aseguró: 'Basta tener las antenas bien puestas y la cobertura suficiente para entender que Dios está, tiene algo que decirnos, mucho en lo que acompañarnos y, con su acostumbrada discreción, Él está presente'. En su opinión, además, 'cuesta creer que no existe Dios o no se crea en Él'.

'Hawking, como cualquier paisano, puede decir la suya, su verdad, y él la dice, pero tiene que comprender que también otros la pensamos distinta y, además, podemos argumentarla', concluyó Sanz Montes.

Fuera de la jerarquía episcopal, otros expertos católicos han mostrado su desacuerdo con las tesis de Hawking, aun reconociendo, como hace el jesuita Javier Leach Albert, que 'el conocimiento religioso necesita de la ciencia, mientras que la ciencia se puede hacer sin religión'. Desde su perspectiva como creyente, Leach acude a San Agustín siglo IV para asegurar que 'lo trascendente no puede deducirse de lo inmanente'. En opinión del jesuita, la creación espontánea de la que habla Hawking no puede descartar la existencia de un Creador Dios, a menos que parta de una premisa atea. 'Una premisa creyente nos lleva a conclusiones creyentes, mientras una premisa no creyente nos lleva a lo contrario', recalca.

¿Hasta dónde se pueden comprender ciencia y religión? 'La ciencia afirma Javier Leach es competente en el conocimiento de las componentes empíricas del universo, y la religión, en la búsqueda de valores éticos y del significado espiritual de nuestras vidas. Para alcanzar la sabiduría de una vida plena hace falta mucha atención a ambos dominios', añade.

Por su parte, el teólogo Andrés Torres Queiruga sostiene que Hawking 'puede ser competente en física, pero en filosofía se extralimita penosamente. Él tiene su dosis de razón incide Queiruga porque para explicar científicamente cómo funciona el universo desde su origen es una pregunta científica que responde la ciencia, pero cuando da el salto a preguntar por qué aparece el universo, entonces entra en un mundo filosófico en el que demuestra poca competencia'. El filósofo añade que ciencia y religión 'son compatibles, pero sólo en la medida en que no invadan el espacio ajeno', algo que, en su opinión, realiza Hawking en su última obra.