Público
Público

Dos directivos de Repsol, imputados por un vertido

Las fugas, de las que la compañía no informó, se produjeron en mayo y junio del año pasado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juzgado penal número 3 de Tarragona investiga, a petición de la Fiscalía de Medio Ambiente, el vertido de pétroleo ocurrido el 15 de mayo de 2009 a unos 40 kilómetros del Delta del Ebro en unas prospecciones encargadas por Ripsa, filial de Repsol, a la plataforma norteamericana Pride North America. El Fiscal prosigue sus investigaciones sobre un segundo vertido en la misma plataforma el 23 de junio y no se descarta la apertura de nuevas diligencias penales.

El Ministerio Fiscal imputa de momento a dos directivos de Ripsa por la 'grave negligencia en el diseño de la instalación y en la previsión de riesgos'. Se trata de Adolfo V. y Roger C., responsables de seguridad ambiental de la compañía. Según el informe, al que tuvo acceso el Diari de Tarragona, desde la plataforma se vertieron al mar 118.000 litros de crudo y 18.000 de aceite de parafina, lo que originó una mancha de más de 30 kilómetros cuadrados.

La compañía no informó de los derrames hasta que fue requerida por Capitanía Marítima, alertada por las imágenes captadas por los satélites. Cinco días después del segundo vertido, apareció una mancha a 5 millas de las costas de Tarragona que llegó a ensuciar varias playas de Calafell y Torredembarra. La Dirección General de la Marina abrió un expediente sancionador por vertido y otros dos por no informar.

El juez ha pedido ya la suspensión de los dos primeros, al haberse iniciado un proceso penal, mientras que el ministerio fiscal investiga aún de oficio si la secuencia de los vertidos guarda relación y si el segundo ofrece, como el primero, indicios de delito contra el medio ambiente.