Público
Público

Cómo disfrutar de la visita al médico

Madrid acogerá el primer Museo de Medicina de España. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Del médico sólo nos acordamos cuando estamos enfermos', reflexiona el presidente de la Real Academia Nacional de Medicina (RANM), Manuel Díaz-Rubio. Esto puede cambiar en sólo tres años, cuando sea una realidad el proyecto que acaba de presentar la Academia y que pondrá en marcha en 2014 el primer Museo de Medicina de España y el 'único interactivo y con carácter pedagógico' del mundo en Madrid.

Puesto que no existe una institución similar, Díaz-Rubio no sabe con qué comparar la futura exposición aunque ofrece una pista: el Museo de la Ciencia Deutsches Museum, en Múnich (Alemania), un lugar 'del que la gente sale diciendo: mañana vuelvo otra vez', asegura el profesor.

Se prevé que la colección histórica abra sus puertas en 2014

Es precisamente el carácter interactivo de esta institución lo que los encargados del plan museológico de la colección están buscando. Aún sin concretar, Díaz-Rubio pone ejemplos de lo que podría hacer un visitante 'profano de la medicina'. 'Simplemente el hecho de poner un pelo o una muestra de saliva debajo de un microscopio y ser capaz de ver alguna célula sería suficiente', comenta.

Aunque importante, la parte pedagógica que incluirá las visitas de colegios y lecciones universitarias a los futuros médicos, no será lo único de lo que disponga el nuevo museo. También hará que se conozcan más las innumerables aportaciones de España a la medicina global. 'Son complejas y diversas pero disponemos de mucho material', asegura el presidente de la RANM.

Por poner sólo dos ejemplos, Díaz-Rubio menciona el trabajo del único Nobel de Medicina español, Santiago Ramón y Cajal lo obtuvo en 1906. En la actualidad, sólo se pueden ver pruebas físicas del trabajo de este médico en el Instituto Cajal, 'que no está abierto al público de manera general' y que tiene un patrimonio 'pequeño'. El museo también recogerá materiales de la Real Expedición Filantrópica de la Vacuna, más conocida como Expedición Balmis. Esta aportación de España a la salud global consistió en el viaje que emprendió en 1803 el médico español Francisco Javier de Balmis con el objetivo de que la vacuna de la viruela llegara a todos los rincones del entonces Imperio español. Se trató de la primera expedición sanitaria del mundo y, según explica Díaz-Rubio 'se conserva parte del material que se utilizó'.

Incluirá material del único Nobel de Medicina español, Ramón y Cajal

Uno de los inconvenientes a los que enfrentaba a priori la gestación de este museo es que 'todo lo que hay está disperso, o en colecciones públicas que no se pueden visitar o privadas'. Sin embargo, el responsable de la RANM destaca la 'disposición para que todo pueda ser visto' por parte de las personas implicadas.

De hecho, entre otras muchas labores, los responsables del plan museológico están ya clasificando 'con el sistema DOMUS, el que se utiliza en todos los museos', más de 2.500 objetos relacionados con la medicina, aunque se prevé conseguir aún más. La colección incluye equipos médicos y quirúrgicos y herramientas de medida, control y evaluación médica.

Aunque ya se barajan algunas opciones de dónde estará situado el museo, autorizado por el Ministerio de Cultura, Díaz-Rubio prefiere no desvelarlas 'por prudencia'. 'Nos gustaría que fuera en la zona de la mayoría de las pinacotecas', comenta. Lo que sí se conoce es el nombre: Museo de Medicina Infanta Margarita.