Público
Público

Dudas legales ante un negocio muy lucrativo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Que es una ‘cookie'?

Una ‘cookie' o chivato es un pequeño archivo instalado en el navegador de un internauta que almacena información sobre él. Desde los datos para iniciar sesión en una red social o cuenta de correo electrónico, hasta gustos y preferencias que con el tiempo sirven para trazar un perfil detallado del usuario.

Sí. Tienen usos positivos para el internauta, como recordar visitas a una página concreta. La ley europea y española contemplan su existencia. Según la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información en España, 'cuando los prestadores de servicios empleen dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales (‘cookies'), informarán a los destinatarios de manera clara y completa sobre su utilización y finalidad, ofreciéndoles la posibilidad de rechazar el tratamiento de los datos mediante un procedimiento sencillo y gratuito'.

La legislación europea sobre privacidad fue revisada en el año 2009 y los países de la Unión Europea tienen la obligación de transponerla antes de mayo de 2011. La Comisión Europea ha anunciado que velará por la armonización de las transposiciones nacionales para que no haya conflictos entre lo que está permitido en uno u otro país de la UE. La directiva europea sobre privacidad asegura que las empresas pueden explotar la información de las ‘cookies' 'a condición de que se facilite a dicho abonado o usuario información clara y completa, y este haya dado su consentimiento, en particular sobre los fines del tratamiento de los datos'.

Los principales actores en el mercado de la publicidad, servicios y contenidos online temen que el 'consentimiento' al que obligará la ley europea se traduzca en las leyes nacionales como un interés específico del internauta en que sus actividades sean seguidas en la red con fines comerciales. Hasta ahora, las empresas interpretan que ese consentimiento se sobreentiende en la firma de largos contratos que especifican las condiciones de uso o que simplemente basta con que el navegador web tenga activada la opción de utilizar ‘cookies'.

La autorregulación. Según las agencias publicitarias, un código ético y un acuerdo entre los principales actores para seguir unas reglas comunes es mejor que directrices concretas dictadas por los gobiernos de los 27. La Comisión Europea se muestra a priori favorable, pero exige transparencia para que el usuario sea consciente de cómo son utilizados sus datos. Bruselas advierte de que hay prácticas ilegales que las empresas de internet, lejos de condenar, fomentan, por lo que no descarta regular el mercado.

Mucho dinero. Las redes sociales, medios de comunicación y compañías que ofrecen servicios de correo electrónico lamentan que a la popularidad de internet no haya seguido una explosión de sus cuentas de resultados, sobre todo cuando sus negocios fuera de la red comienzan a perder lectores. Por otra parte, está en juego un derecho fundamental: la privacidad. Recogido por la legislación europea y nacional, ampara a los internautas ante quienes intentan seguir sus pasos o trazan perfiles detallados del usuario para ser explotados después con fines comerciales.

De momento, nada. La Agencia Española de Protección de Datos asegura que los tribunales no han recibido denuncias sobre una mala utilización de las ‘cookies' con fines comerciales. Fuentes legales explican que en Europa ha habido alguna denuncia, pendiente todavía de resolución, pero que de momento el mercado está despegando, por lo que muy probablemente surgirán conflictos en el futuro.