Público
Público

El 'eclipse del siglo' atemoriza a los chinos

En las tradiciones asiáticas, el fenómeno es signo de catástrofe

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Tierra, el Sol y la Luna se van a conjurar esta madrugada en un ballet celestial milimétrico para dejar a más de 2.000 millones de personas sumidas en la oscuridad en pleno día. Aunque pocas horas antes del eclipse solar, se anuncia un cielo cubierto de nubes en Shanghai, buena parte de la población de India y China, los dos países más poblados del globo, están convocados a presenciar cómo el satélite terráqueo se interpondrá entre la estrella y nuestro planeta.

El recorrido del eclipse, el mayor del siglo por su duración, cubre más de 15.000 kilómetros de largo y 250 de ancho. 'El eclipse solar total es un fenómeno muy extraño que sucede cada 500 años en China. El último fue en 1814 y el próximo será en 2309', explicó a Público Wang Jun Jie, del Observatorio Nacional Astronómico de China. 'La mayoría de eclipses solares se producen en zonas oceánicas, muy alejadas y de poca densidad de población. Este es el primero que puede ser apreciado por millones de personas', insistió.

Un acontecimiento astronómico de tamaño calibre no podía pasar desapercibido en dos culturas milenarias como la india y la china, donde los fenómenos naturales y celestes tienen acepciones que superan lo científico. Un eclipse es, en el gigante asiático, sinónimo de malos augurios, como el advenimiento de un desastre natural o la muerte de un alto dignatario del régimen.

'La astronomía china explica desde hace decenas de siglos el fenómeno del eclipse en clave científica, pero los emperadores se obstinaron en darle un significado metafísico', subrayaba a Público la profesora Xu Fengxien, especialista en historia astronómica china en la Academia de Ciencias del país. El experto en feng sui de Hong Kong, Raymond Lo, apuntaba a este diario que, en su opinión, 'el eclipse anuncia un deterioro de la economía mundial' y que 'va a provocar algún desastre natural'.

Las autoridades chinas habían pedido esta semana a la comunidad científica que explicara en términos fehacientes por qué el Sol es engullido por la Luna, con el objetivo de 'eliminar el pánico y la superstición'. 'En la cultura tradicional china, un eclipse se interpreta como una llamada del cielo, como una especie de represalia por un acto de los humanos que ha molestado a los dioses', puntualiza Xu. El emperador, considerado el hijo del cielo y vínculo entre lo celeste y lo terrestre, prestaba gran atención a estas llamadas de los dioses, para no disgustarlos y que le permitiesen seguir gobernando.

La importancia que el mandatario concedía a los eclipses era tal que el menor error podía provocar un derramamiento de sangre. El cuarto emperador de la dinastía Xia, Zhong Kan, ordenó la decapitación de sus dos astrónomos por no pronosticar un eclipse en el año 1961 a.C. El episodio, recogido en el Libro de la Historia (Shang Shu, en mandarín), aporta además el primer registro escrito de un eclipse.