Público
Público

Los ecologistas censuran el "débil e irreal" acuerdo de Doha

La organización WWF dice que la cumbre climática "no ha cumplido ni siquiera las expectativas mínimas"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Fondo para la Conservación de la Vida Salvaje (WWF, por sus siglas en inglés) ha denunciado el acuerdo 'débil e irreal' alcanzado este sábado en la Conferencia de las Partes de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático (COP18) de Doha. 'Los negociadores de Doha no han cumplido ni siquiera las expectativas mínimas (...). La COP 18 acaba sin un aumento de ambición en la reducción de emisiones, sin compromisos financieros concretos en la magnitud necesaria y apenas hay avances en las bases para pactar un nuevo acuerdo global en 2015 que sea suficientemente ambicioso, justo y vinculante', denuncia el grupo ecologista.

WWF recuerda que este año el impacto del cambio climático ha golpeado a tanto a las personas de los países ricos como a las de los países pobres y denuncia el distanciamiento de la postura acordad por los gobiernos del consenso científico. 'Lo que la ciencia nos dice y lo que millones de personas han experimentado este año es que combatir el cambio climático es muy urgente. Cada año cuenta, y cada año que los gobiernos no actúan aumenta el riesgo para todos nosotros', ha asegurado la responsable de la iniciativa global de Cambio Climático de WWF Internacional, Samantha Smith.

'Algunos países desarrollados se han burlado de las negociaciones alejándose de sus compromisos anteriores y negándose a asumir otros nuevos. Y para empeorar las cosas, un grupo de países (Polonia, Rusia, Canadá, Estados Unidos y Japón) pusieron las negociaciones entre la espada y la pared', ha añadido Smith.

En cualquier caso, WWF considera que aún hay esperanza, ya que los movimientos sociales cobran más fuerza cada día. Las comunidades y las personas están reclamando energía limpia, rechazando proyectos contaminantes e insostenibles por todo el mundo, y exigiendo que se hagan cambios. 'Las organizaciones sociales no se rinden y van a seguir luchando por un acuerdo climático global en el año 2015, que responda a la ambición y justicia que el mundo necesita', advierte.

Greenpeace ha lamentado que la cumbre climática no ha aprovechado la 'oportunidad' de reformar las normas del Protocolo de Kioto para aumentar su 'integridad ambiental', al tiempo que ha asegurado que los acuerdos no reflejan la 'urgencia' de actuar. En este sentido, la organización ecologista ha manifestado su preocupación por la falta de liderazgo de la Unión Europea (UE), que, a su juicio, llegó a la negociación sin una posición conjunta en temas esenciales.

'La UE se ha mostrado débil y dividida, y sus dificultades por resolver problemas internos la han llevado a acomodarse y definir su posición de conjunto a la baja', ha afirmado la responsable de la campaña 'Cambio climático' de Greenpeace, Aida Vila, en un comunicado.