Público
Público

Los ecologistas piden una tasa nuclear y el cierre de Almaraz

Industria prorrogó ayer el permiso a la central extremeña hasta 2020 tras el informe favorable del CSN

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Ministerio de Industria prorrogó ayer por diez años la licencia de funcionamiento de la Central Nuclear de Almaraz (Cáceres), tal y como estaba previsto. La decisión, basada en el informe favorable presentado el pasado abril por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), emplaza al año 2020 la renovación de los reactores Almaraz I y II, momento en el que cumplirán respectivamente 39 y 37 años de funcionamiento. Mientras fuentes de la central expresaban ayer su confianza en que el ciclo útil de esta planta pueda ampliarse más allá de 40 años, Ecologistas en Acción y la Plataforma Cerrar Almaraz no ocultaban su decepción por una prórroga que, según dijeron a Público, no debería haberse producido. Industria cifra en 40 años el periodo ordinario de vida de las centrales nucleares si los informes periódicos del CSN son positivos.

La portavoz de la Plataforma Cerrar Almaraz, Paca Blanco, calificó de 'indignante' la renovación, mientras recordaba que en los últimos tres años Almaraz ha notificado 75 incidentes al CSN. El portavoz de nucleares de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón, se centraba en el último informe: 'La central tiene problemas de refrigeración. Tanto es así que la autorización del CSN está condicionada a la realización de una serie de cambios y eso implica que deberían haber hecho una parada cautelar'.

La planta cacereña ha registrado 75 incidentes en tres años

Fuentes del CSN rechazan que los 13 límites y condiciones recogidos en su informe equivalgan a posibles fallos. 'La central debe ponerse al día con los requisitos que serían necesarios para abrir una central hoy', añaden.

Alemania ha anunciado que elevará los ingresos de sus cuentas públicas a través de una nueva tasa que impondrá a las centrales nucleares. En España, IU-ICV llevó al Congreso la semana pasada la toma en consideración de una proposición de ley para incorporar nuevos impuestos a las centrales nucleares. Esta medida había sido elaborada junto a CCOO y organizaciones como WWF España, Ecologistas en Acción y Greenpeace. Englobada dentro de un sistema para gravar las actividades más contaminantes, proponía que su recaudación se destinase, en parte, a un fondo para el desarrollo alternativo de las zonas donde se ubican las centrales, pero fue rechazada tanto por el PSOE como por el PP.

IU propuso un nuevo impuesto que fue rechazado por PSOE y PP

Las peticiones de IU distan mucho de la renovación que Industria quiere sacar adelante para las centrales con una vida inferior a 40 años (con el informe favorable del CSN). El diputado de IU en el Congreso, Gaspar Llamazares, considera que la problemática de las centrales nucleares debe ser abordada en su conjunto. 'Eso no quiere decir que todas deban cerrarse el mismo día, pero no se debe entrar en una dinámica de prórrogas que sólo dilata el problema', añade.

Su grupo exige al Gobierno un calendario de cierres definitivos, aunque por el momento el calendario oficial sólo incluye la fecha de revisión de cada una de las centrales que componen el parque nuclear y cuándo se cumplen 40 años de vida operativa.

Tanto Ecologistas en Acción como la Plataforma Cerrar Almaraz defienden la imposición de una tasa a las centrales. 'Pero en España no sólo no se ponen impuestos, sino que se subvencionan', agrega Blanco.