Público
Público

EEUU da "garantías" de que retirará la tierra contaminada de Palomares

El ministro García-Margallo constata el compromiso del Ejecutivo de Obama para limpiar el plutonio que ser vertió en 1966

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Gobierno español ha recibido 'garantías' de que EEUU 'retirará con rapidez la tierra contaminada' con plutonio que permanece en Palomares (Almería), ha avanzado este viernes en rueda de prensa el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo.

Margallo se reunirá mañana en Munich con su colega estadounidense, Hillary Clinton, aunque el jefe de la diplomacia española ya ha tenido ocasión de entrevistarse con el embajador de EEUU en España, Alan Solomont.

El ministro ha realizado el anuncio cuando enumeraba los asuntos que tiene previsto abordar mañana con Clinton, pero no ha aportado más detalles sobre el compromiso adoptado por los norteamericanos.

En su última visita a Madrid en julio pasado, Clinton no se comprometió con la limpieza de Palomares, donde cayeron cuatro bombas nucleares cuando dos aviones de la Fuerza Aérea norteamericana chocaron en el aire en 1966.

En rueda de prensa conjunta con la entonces jefa de la diplomacia española, Trinidad Jiménez, Clinton aseguró que la Administración de Barack Obama se estaba 'tomando muy en serio' esta cuestión, conscientes de la 'sensibilidad' que el tema despierta en España. No obstante, se limitó a indicar que la colaboración entre el Departamento estadounidense de Energía con expertos españoles continuaba con el fin de encontrar una solución 'cooperativa'.

El Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (Ciemat) siempre ha sostenido que la descontaminación radioactiva de Palomares pendía de la 'decisión política' que tome el Gobierno de EEUU sobre si considera que tiene la 'obligación internacional de retirar una contaminación que ellos han vertido'.

España quiere que EEUU acepte llevarse los residuos --quedan aproximadaente 40 hectáreas afectadas-- ya que nuestro país carece de infraestructuras para almacenarlos o enterrarlos.