Público
Público

EEUU decidirá hoy si viaja a Marte con Europa

La Agencia Espacial Europea teme que la NASA la abandone en la misión ExoMars

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

EEUU puede apear hoy a Europa de su sueño de pisar Marte. La Agencia Espacial Europea (ESA) y la NASA llevan años planeando la misión ExoMars para enviar al planeta rojo un robot último modelo capaz de buscar vida en el subsuelo del planeta. Desde el año pasado, EEUU se ha ido retirando poco a poco de sus compromisos con el proyecto debido a la crisis y hoy puede asestarle la puntilla.

Los socios europeos contienen la respiración ante la presentación esta tarde de los presupuestos de la NASA para el próximo año. En ellos debería constar la cuantía que EEUU pondrá en el desarrollo de ExoMars. Pero las apreturas económicas de la crisis hacen que sea muy posible que el país se salga de la misión y no ponga ni un céntimo, algo que pondría el proyecto en dique seco.

Si no hay dinero estadounidense, la misión quedará en punto muerto

'La idea original era que cada país aportase el 50% del coste de ExoMars', explica a este diario Álvaro Giménez, director de Ciencia y Exploración robótica de la ESA. En el caso de la ESA, el coste total de la misión sería de mil millones y EEUU aportaría una cantidad que se sitúa 'en ese orden', explica Giménez. A cambio, se enviarían a Marte dos robots de exploración en 2018 y una sonda orbitadora dos años antes. El año pasado EEUU, anunció que no tenía dinero para hacer un vehículo propio y que ExoMars debería refundir ambos vehículos en uno. Las previsiones empeoraron pronto, lo que empujó a la ESA a buscar la entrada de Rusia en el proyecto.

Los tres países han estado reuniéndose en los últimos meses para buscar una solución, que, sin embargo, sigue dependiendo del presupuesto que EEUU ponga hoy enci-ma de la mesa. 'El peor esce-nario es que EEUU se salga de la misión, ya que hacer ExoMars sólo con Rusia sería muy complicado y no saldría adelante', explica Giménez.

La gran aportación de Rusia sería en forma de cohetes Proton, capaces de alcanzar el planeta rojo. Pero los rusos quieren a cambio participar en el diseño del robot de exploración e incluir en él algún experimento científico propio. Los detalles de esta participación están por discutir, especialmente hasta que hoy se sepa cuál es la situación.

Si EEUU aporta algo, los tres países intentarían buscar la forma de cuadrar las cuentas y materializar la misión, que fue puesta como una prioridad absoluta de la ESA en cuanto a exploración por Jean Jacques Dordain, director general de la agencia europea. Si no hay dinero estadounidense, la misión quedará en punto muerto. 'Aunque teóricamente sería posible seguir con el proyecto, en la práctica resultaría muy difícil', concluye Giménez.