Público
Público

"En EEUU el programador es la estrella, no como en España"

Iván Naranjo. Ingeniero de diseño de software en la sede de Microsoft

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Cuando en mayo de 1998 Iván Naranjo, estudiante de Informática en la Universidad Autónoma de Madrid, hizo una entrevista para trabajar en la sede de Microsoft en Redmond (Seattle), jamás se imaginó que 12 años después seguiría en la empresa, lo que le convierte probablemente en el español más veterano del campus. Con 22 años, sin carné de conducir y con el nivel de inglés básico, 'del instituto', Naranjo llegó a Seattle en octubre y, desde entonces, no se ha movido de la ciudad.

¿Cómo fue el aterrizaje en Redmond? ¿En qué áreas ha trabajado?

Empecé en el equipo de Office, en el desarrollo de parches para corregir errores en Word, Excel, etc. Cuando entré, estábamos todavía con Office 97 y al poco tiempo sacamos Windows 2000. Luego pasé a trabajar en la seguridad de Office. Al cabo del tiempo, me apeteció hacer algo distinto y, en 2008, me cambié al equipo de Silverlight [sistema para incorporar funciones multimedia en Internet], que es donde estoy ahora. Es totalmente diferente, ligado al desarrollo con Visual Studio [entorno de programación]. Parece una empresa distinta, porque cada división de Microsoft es muy diferente. Digamos que ahora tengo asiento de primera fila en todos los servicios cloud computing [en la Red] que está desarrollando Microsoft.

¿Ha percibido muchos cambios en la compañía?

Sí, he vivido cómo ha pasado de ser una compañía más libre a ser ahora una corporación más estructurada, más calmada. Cuando yo empecé, las acciones de Microsoft subían todos los días. Yo viví la época en la que un juez quiso dividir la compañía por la mitad y se produjo una importante caída en el valor de las acciones.

¿Hay muchos extranjeros trabajando en Microsoft?

Sí. Cuando empecé en Office, éramos cuatro programadores, todos extranjeros: dos españoles, un rumano y un chino. En el resto de los departamentos, también había muchos extranjeros, sobre todo chinos e indios, y ahí se nota la diversidad de la compañía. En mi equipo actual, se mantiene la dinámica y hay muchos canadienses, algún griego, polacos

¿Ha recibido ofertas de otras compañías durante este tiempo?

No, porque eso depende mucho de la visibilidad exterior que tengas y en ese sentido siempre he trabajado dentro. Pero dentro de la empresa, sí. Lo curioso de Microsoft es que si tu trabajo te aburre, es relativamente sencillo cambiar. Cuando quieres trasladarte, tienes que pasar entrevistas como si fueses un trabajador de otra empresa.

Por los comentarios que le llegan, ¿es muy diferente la manera de trabajar en EEUU de la española?

Sí, lo que me cuentan mis amigos es que allí el programador es el escalafón más bajo. Empiezas de programador, te pones a escribir código y en cuanto puedes, te pasas a analista y de ahí a director. Aquí es al revés, el programador es la estrella y puedes desarrollar toda tu carrera así, ascendiendo en la empresa hasta lo que se denomina arquitecto de sistemas.

¿Cree que en España se retribuye correctamente el trabajo de los programadores ?

No, al contrario que en EEUU. Por ejemplo, para Microsoft su principal valor es el potencial de la gente que contrata. Sólo fabricamos software y, por ello, se nos valora mucho más.

¿Qué imagen se tiene de la compañía en EEUU?

Creo que seguimos teniendo la imagen del monopolio, de que somos 'el lado oscuro', aunque la visión que existe de Google, que eran los buenos, también está cambiando. Pero, desde luego, para los empleados Microsoft siempre ha sido uno de los mejores sitios en los que trabajar.