Público
Público

EEUU sopesa proteger más de 750 nuevas especies en peligro

El Gobierno llega a un acuerdo con una ONG para estudiar la inclusión de estos animales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La diminuta mariposa Bay Skipper podría dejar de aletear en la costa de Texas si el Gobierno federal no la incluye en la lista de especies en peligro de extinción. También podría desaparecer la morsa del Pacífico, la perca de Arkansas, el curioso ‘I'iwi de Hawai, el lobo gris mexicano, la mariposa azul de Miami, el conejo de cola de algodón de Nueva Inglaterra, la trucha dorada californiana y el glotón, un curioso mamífero carnívoro parecido al oso.

La Administración Obama ha llegado esta semana a un acuerdo con la organización ecologista Centro para la Biodiversidad de EEUU por el que se compromete a decidir antes de 2018 si incluye en la lista a centenares de especies en peligro de extinción. De las 757 especies que Washington podría proteger, se encuentran 26 aves, 31 mamíferos, 67 peces, 12 reptiles, 42 anfibios, 197 plantas y 381 invertebrados, según el Centro para la Biodiversidad.

Estar o no en la lista es una cuestión de vida o extinción para muchas de estas especies, algunas de la cuales llevan décadas en lista de espera sin que nadie decida sobre su suerte. 'Nos encontramos ante lo que los científicos llaman una crisis de extinción', explica Noah Greenwald, director de especies en peligro del Centro para la Biodiversidad. 'Estamos perdiendo especies a un paso acelerado, criaturas que se están extinguiendo. Y esto nos debería preocupar a todos', añade.

'Nos encontramos ante lo que los científicos llaman una crisis de extinción'

La Ley de Especies Protegidas (ESA, en sus siglas en inglés), la norma estadounidense para la protección de especies en peligro de extinción, protege actualmente a 1.300 especies en EEUU y a 570 en el extranjero. El problema es que el proceso es lento y burocrático. 'No debería llevar tanto tiempo [incluirlas en la lista]. Si tenemos la suficiente información que nos indica que una especie necesita protección, debería obtener esa protección rápidamente', señala Greenwald.

Actualmente una especie amenazada espera 20 años de media antes de que el Gobierno de EEUU decida si incluirla o no en la lista. Al menos 24 especies se han extinguido estando en la lista de espera, según datos de la ONG. El acuerdo, pendiente todavía de aprobación por un juez federal, establece un calendario con fechas concretas en las que la Administración Obama deberá decidir si incluir o no a una determinada planta o animal en la lista de especies en peligro de extinción.

or ejemplo, la rana preciosa de Oregón, candidata desde 1991, podría ser incluida en la lista en 2011. Los ecologistas también confían en que el Gobierno federal proteja al búho
moteado del norte de Estados Unidos, que se encuentra desde hace dos décadas en lista de espera.