Público
Público

EEUU y los países árabes discrepan sobre el control de Internet

Peligran las negociaciones en la reunión de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que tiene como fin adoptar un nuevo tratado internacional que rija las comunicaciones transfronterizas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las negociaciones sobre el control de internet en la conferencia de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (ITU, por sus siglas en inglés), que se celebra en Dubái, corren peligro tras el veto de Estados Unidos a varias propuestas. La reunión tiene como fin adoptar un nuevo tratado internacional que rija las comunicaciones transfronterizas. Sin embargo, en una sesión crítica a mitad de la conferencia, el pasado viernes, los delegados se negaron a adoptar la propuesta de Estados Unidos y Canadá para limitar el alcance del tratado a los proveedores de comunicación tradicionales y excluir a compañías de Internet como Google.

Complicando aún más las negociaciones estuvo lo que un alto cargo estadounidense presente en las conversaciones describió como el anuncio 'sorpresa' de un acuerdo entre algunos países árabes, Rusia y otras naciones para perseguir enmiendas que se consideran inaceptables para Estados Unidos. El borrador aún secreto de las propuestas de la coalición será presentado pronto por los Emiratos Árabes.

'No tiene buena pinta', dijo un ex responsable de inteligencia de Estados Unidos que sigue las conversaciones para clientes privados de tecnología. La emergencia de la nueva coalición, cuyos miembros generalmente buscan más censura y supervisión de Internet, probablemente endurezca el enfrentamiento entre esos países y Estados Unidos y algunos aliados de Europa Occidental. Estados Unidos y otros rechazaron la introducción de material nuevo complejo durante la conferencia.

'Todos los indicadores que tenemos hasta ahora son que hay algo que podría ser un claro esfuerzo de extender el tratado para cubrir el control de la red', dijo la consejera política Emma Llanso, del Centro para la Democracia y la Tecnología, que atrae financiación de Google y otras firmas de Internet de Estados Unidos. 'Lo que estamos viendo es a los gobiernos impulsando sus visiones del futuro de Internet, y si vemos que un gran grupo de gobiernos quiere un Internet mucho más cerrado y controlado, eso nos preocupa mucho', añadió.

El embajador estadounidense en la conferencia dijo anteriormente en una entrevista que su país no firmaría ningún acuerdo que aumentara drásticamente los controles gubernamentales sobre Internet. Eso aislaría potencialmente a Estados Unidos y sus aliados de buena parte del mundo, y los líderes tecnológicos temen que el resto del planeta acuerde acciones como identificar a disidentes políticos que usan Internet y quizás intenten alterar la estructura de la red para permitir más controles.

La ITU, que está ahora bajo los auspicios de las Naciones Unidas, ha establecido históricamente patrones de tecnología y los pagos relativos a llamadas internacionales. Pero según su secretario general, Hamadoun Touré, ha avanzado hacia la ciberseguridad y temas de contenido electrónico, argumentando que el tráfico de Internet va a través de líneas telefónicas y por ello está dentro de sus competencias.

La ITU está considerando otros temas en su adaptación más extensa del tratado en quince años, incluyendo propuestas que los proveedores de contenido compartan los costes de transmisiones. Pero ninguna es tan controvertida como los controles de Internet. La infraestructura de Internet, aunque financiada inicialmente en parte por el Gobierno de Estados Unidos, está ahora principalmente en manos privadas. Ha sido objeto de poco control gubernamental, aunque muchas naciones han intentado regulas las comunicación para regular las comunicaciones por Internet en varias formas.