Público
Público

El Endeavour aterriza tras su última misión espacial

Después de su llegada sólo queda una misión más antes de que acabe la era de los transbordadores. Será llevada a cabo por el Atlantis el próximo 8 de julio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El transbordador Endeavour ha aterrizado a las 6,32 GMT sin percances en el Centro Espacial Kennedy, en Florida, al término de su última misión a la Estación Espacial Internacional (EEI) antes de ser retirado de circulación.

La tripulación estuvo formada por el comandante Mark Kelly, el piloto Gregory Johnson, y los especialistas de misión Michael Fincke, Greg Chamitoff, Andrew Feustel, así como del astronauta Roberto Vittori, de la Agencia Espacial Europea.

Tras tomar tierra, el comandante, Mark Kelly, comentó: 'Es triste que este sea su último aterrizaje, pero sin duda ha dejado un gran legado'.

El Endeavour ha dado 4.672 vueltas al planeta terrestre  La operación de descenso se inició con el encendido de los motores de cola del transbordador, que permitieron reducir su velocidad a unos 400 kilómetros por hora para poder entrar en la atmósfera terrestre.

Cuando la nave entró en contacto con la atmósfera, a unos 120 kilómetros, la fricción hizo que la nave, como era de esperar, quedara envuelta en temperaturas de unos 1.000 grados Celsius, y la tripulación estuviera incomunicada por unos 30 minutos.

Con esta última misión, el Endeavour, que en sus 19 años de vida ha recorrido 193 millones de kilómetros, ha sumado 299 días de operaciones con 12 visitas a la EEI, el transporte de 173 astronautas y un total de 25 misiones al Espacio, en las que ha llegado a dar 4.672 vueltas al planeta terrestre.

Sólo queda una misión antes de que acabe la era de los transbordadores 

Este complejo internacional, valorado en 100.000 millones de dólares y en el que participan 16 países, orbita a 385 kilómetros de la Tierra, a una velocidad de unos 27.000 kilómetros por hora.

El Endeavour debutó en 1992, cuando se le asignó la misión de captura el satélite de comunicaciones INTELSAT VI para trasladarlo a una órbita geosincrónica, es decir, con el mismo periodo orbital que la Tierra.

Es el más nuevo de los transbordadores espaciales. Fue fabricado después de la pérdida del Challenger, que estalló al partir en 1986, un accidente en el cual murieron siete astronautas.

Tras la llegada del Endeavour sólo queda una misión más antes de que acabe la era de los transbordadores y sean retirados definitivamente. Esta programada para el próximo 8 de julio, cuando el Atlantis lleve su cargamento de equipos y suministros a la EEI.

A partir de ahora, el Endeavour será enviado al museo del Centro de Ciencias de California, en Los Ángeles, para ser exhibido.