Público
Público

El Endeavour sufrió daños en el despegue por trozos del tanque

Los retrasos de la nave han dejado sin calzoncillos a los astronautas de la ISS

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A la sexta fue la vencida. El transbordador espacial Endeavour se encuentra ya en órbita, camino de la Estación Espacial Internacional (ISS), tras cinco aplazamientos debidos primero a filtraciones de combustible en el tanque externo y luego a las malas condiciones meteorológicas.

Precisamente de dicho tanque externo se desprendieron varios trozos durante el lanzamiento, según se pudo observar desde las cámaras acopladas a este. Al menos uno de estos fragmentos golpeó la estructura del transbordador.

William Gerstenmeir, administrador adjunto para operaciones espaciales de la NASA, aseguró que no consideran que esto sea un problema serio, y añadió que las marcas blancas que muestran las imágenes probablemente sean 'daños en la pintura, no fisuras profundas'.

Las imágenes serán revisadas por expertos en Tierra y los astronautas a bordo del transbordador realizarán una inspección del escudo térmico de la nave antes de proceder al acoplamiento con la ISS, que está previsto tenga lugar el próximo lunes, a fin de determinar la gravedad real de los daños.

Este tipo de revisiones es práctica rutinaria desde el trágico accidente del Columbia, que se desintegró en 2003 en su regreso a la Tierra, como consecuencia de los daños provocados en su estructura por el desprendimiento de una de las losetas del aislamiento térmico.

El objetivo de la misión a la ISS es la instalación del laboratorio científico japonés Kibo, así como llevar materiales de repuesto para la estación. Entre ellos se incluye ropa interior desechable, muy esperada por los astronautas de la NASA que, debido al retraso del Endeavour, han tenido que pedirla prestada a los cosmonautas rusos.