Público
Público

Los equipos móviles ganan terreno en el mercado

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Cuando empezamos a programar para móvil, el dispositivo era considerado la serie B de los videojuegos. Pero ahora mismo ya es muy difícil ver la diferencia entre, por ejemplo, un iPhone y una PSP'. Con esta frase resume Xavier Carrillo, director general de Digital Legends, la evolución que han sufrido los videojuegos para equipos portátiles en los últimos tres años.

Carrillo ha visitado la feria Gamelab para dar una conferencia sobre nuevas plataformas de desarrollo de juego. Su compañía es la única empresa española que ha logrado compartir escenario con Steve Jobs, presidente de Apple. Fue durante la presentación del iPhone 3GS con el juego Kroll y, desde entonces, sus creaciones se encuentran dentro de los títulos más vendidos de la tienda de Apple, que incluye más de 250.000 aplicaciones. Su videojuego Bruce Lee Dragon Warrior ha logrado ser uno de los cinco más vendidos en todo el mundo para iPhone, y ahora apuestan por el iPad lanzando una nueva versión para esta plataforma. 'Nosotros veníamos de trabajar en el mundo de las consolas, creando juegos para la primera PlayStation. Cuando los móviles empezaron a evolucionar, alguna gente pensó que no se podía programar nada para esos dispositivos', explica Carrillo, que añade que ahora con el iPad se ha ampliado el espectro de contenidos y de público.

Los creadores han encontrado en las tiendas de los equipos móviles una buena forma de comercializar sus juegos de forma alternativa, a partir de un kit para programadores que se descarga desde la web de los propietarios del sistema. Pero también ha crecido el número de empresas o programadores que se plantean comercializar sus aplicaciones y videojuegos en las diferentes tiendas, y cada vez es más difícil diferenciarse. 'En la tienda de Apple el creador no compra el espacio que ocupa. Si hace una aplicación que ellos consideran que es buena, va a ser visible pero, en principio, todas las aplicaciones tienen las mismas posibilidades', añade Carrillo.

Para él, estas tiendas online abren posibilidades a juegos que hasta ahora no estaban bien resueltos en móviles. 'Hablamos de modelos de micropagos [que el usuario pague sólo una pequeña cantidad por jugar, en lugar de los 60 euros de media que suele costar un juego en las tiendas], de mundos online [como World of Warcraft] o de juegos casuales pero con gráficos de calidad, una idea que no está explotada'.

Cuando se le pregunta si cree que existen juegos de primera y de segunda en función de si se realizan para un dispositivo multifunción (como los móviles y las tabletas) o para las consolas más populares, defiende que esas diferencias ya se están rompiendo. Y lo explica con su propio video-juego: 'Para Bruce Lee Dragon Warrior [disponible para iPhone, iPod Touch e iPad] hemos realizado capturas de movimiento, trabajado con actores y con la hija de Bruce Lee para construir la historia, visitado una escuela de artes marciales Es el trabajo de un año de diez personas. Aún queda mucho por explorar en dispositivos portátiles', añade.