Público
Público

España, el país que más baja emisiones por la crisis

El parón en la actividad económica e industrial es mayor que en el resto de la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A diferencia de lo ocurrido en la Unión Europea, en España la emisiones de CO2 se redujeron en 2010. Según los datos publicados ayer por la Agencia Europea para el Medio Ambiente (EEA, por sus siglas en inglés), en España las emisiones de gases contaminantes cayeron un 2,9%, mientras que en el conjunto de la UE se incrementaron en un 2,4%. España es, junto a Irlanda, el país de los 27 que más ha reducido susemisiones.

Según la agencia, estos datos no significan que España esté haciendo más esfuerzos por reducir sus emisiones, sino que se deben a un parón en la actividad económica e industrial más pronunciadoque en los demás países.

La EEA no cree que el repunte vaya a poner en riesgo los objetivos climáticos de la UE, uno de los actores globales que más ha apostado por respetar el Protocolo de Kioto. 'La UE sigue en el camino hacia el cumplimiento', aseguró el organismo en un comunicado. 'El aumento de 2010 sigue a una caída en 2009, debida fundamentalmente a la recesión económica y el crecimiento de las energías renovables', añadió.

'La UE sigue en el camino hacia el cumplimiento'

Los 15 países firmantes del protocolo han reducido ya un 10,7% sus emisiones con respecto al año de referencia (1990), yendo más allá del 8% que habían comprometido para el periodo 2008-12, según informa la agencia. Sin embargo, tres de los firmantes, Austria, Italia y Luxemburgo, siguen incumpliendo sus propios objetivos.

Según los datos de 2010, España cumple con sus objetivos de reducción de emisiones, aunque de manera indirecta. Desde 1990, el año de referencia para calcular las reducciones, las emisiones españolas de gases de efecto invernadero han aumentado en un 26%, un dato que, según el protocolo, los países pueden compensar a través de la inversión en proyectos verdes en países en vías de desarrollo.

Austria, Italia y Luxemburgo siguen incumpliendo sus propios objetivos

La comisaria europea para el Cambio Climático, Connie Hedegaard, pidió ayer más inversión en energías limpias porque 'estimulará la innovación tecnológica, fomentará el crecimiento económico y creará empleos'.

Hedegaard hizo estas declaraciones en la presentación de una encuesta hecha por la Comisión Europea que destaca la creciente preocupación ciudadana por el cambio climático. Es ya un problema más grave que la crisis económica, según el Eurobarómetro difundido ayer. Por delante se encuentran el hambre y el acceso al agua potable. Según los datos del sondeo, un 68% de los europeos consideran que el calentamiento global es 'un problema muy serio', cuatro puntos más que en el estudio anterior, realizado en 2009.

En la presentación del informe, Hedegaard rechazó la firma de una segunda moratoria del Protocolo de Kioto en la cumbre de Durban (Suráfrica), que tratará de lograr un acuerdo climático global que fue imposible en la reunión de Copenhague, en 2009. '¿Qué sentido tiene mantener algo vivo si después nadie lo sigue?', se preguntó, en referencia a países como EEUU y losemergentes.