Público
Público

"España pudo haber sido pionera en la prohibición"

Sólo "para estudios muy concretos y justificados se utilizan pequeños primates"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

En un 90% de las investigaciones que se realizan en España se utilizan roedores. El siguiente grupo con el que más se experimenta son los peces, las aves y los reptiles. Los perros y los gatos apenas llegan al 1%. Y solamente 'para estudios muy concretos y justificados, como lesiones medulares o enfermedades mortales para el ser humano, se utilizan pequeños primates', explica Manuel Moreno, presidente de la Sociedad Española para las ciencias del Animal de Laboratorio (SECAL). 'Pero nunca chimpancés', aclara el experto, a pesar de que no hay ninguna ley que lo prohíba.

El Proyecto Gran Simio, una organización no gubernamental que promueve la igualdad entre grandes primates, se queja de la falta de legislación. 'En 2008, España pudo haber sido pionera en prohibir la experimentación con grandes simios, pero la ley nunca se aprobó', asegura Pedro Pozas, director ejecutivo.

Una de las señales que refleja que no se investiga con chimpancés es su ausencia en los centros españoles de rescate de primates. Pero Pozas insiste. 'Que no tengamos ningún ejemplar que proceda del laboratorio no es garantía de que no los utilicen, porque no está prohibido'.

Para Olga Feliu, presidenta de la Fundació Mona, otra entidad sin ánimo de lucro que tiene centros de recuperación para primates, los motivos por los que no se utilizan chimpancés en la investigación son 'más económicos que morales'. El presidente de la SECAL, por su parte, asegura que el tipo de animal que se utiliza está 'muy vigilado y controlado' e insiste en que hoy en día los grandes simios no se encuentran en los laboratorios españoles.