Público
Público

España quiere seguir pescando atún rojo

La flota captura el 20% de la cuota permitida en todo el mundo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La delegación española, integrada en la de la UE, llega a París para defender la pesca del atún rojo, frente a las denuncias ecologistas que auguran la extinción de la especie. Según la patronal de los pescadores, Cepesca, el atún rojo da de comer de manera directa a 2.300 personas en España. Unos 200 barcos, seis de ellos industriales, y las cuatro almadrabas de Cádiz han capturado este año casi el 20% de las 13.500 toneladas de atún rojo que se permitían pescar en todo el mundo.

El jefe de la delegación española será el diplomático Alejandro Polanco, director general de Recursos Pesqueros. No habrá delegados con perfil medioambiental, como en la cumbre de especies amenazadas que se celebró en Doha en marzo. Entonces, Japón logró que no se prohibiera el comercio internacional con atún rojo, como pedía Mónaco. Y España suspiró de alivio. 'Hubiera sido un golpe económico durísimo para la industria española', señaló Polanco.

España rechaza de plano el fin de la pesca que piden los ecologistas. La nueva ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, explicó el 10 de noviembre en el Congreso que hay que dar 'tiempo suficiente' para valorar los resultados del plan de recuperación de la especie. Este plan ha recortado un 54% las capturas permitidas desde 2006, ha reducido el tiempo de pesca de dos meses a un mes y ha disminuido el número de barcos. Además, en algunos países, como España, cada atún tiene un código de identificación. Fuentes del ministerio señalan que en España 'el grado de cumplimiento es altísismo, no hay, en ningún caso, un fraude generalizado'.

Sin embargo, Greenpeace y WWF han denunciado 'el incumplimiento generalizado de las normas de pesca' de atún rojo en 2010, sobre todo en los barcos de cerco, que durante un mes atrapan unas 130 toneladas de atunes cada uno para engordarlos en granjas a la espera de su exportación a Japón. El director general del Grupo Balfegó, dueño de cuatro de los seis barcos cerqueros españoles, también pide 'la persecución de la pesca ilegal. Si se acaba el atún, los ecologistas seguirán viviendo igual, los pescadores, no', opina.

DISPLAY CONNECTORS, SL.