Publicado: 16.05.2013 10:51 |Actualizado: 16.05.2013 10:51

La española que participó en la clonación de células se fue de España al ser despedida en un ERE

La genetista valenciana y experta en reproducción asistida Nuria Martí Gutiérrez fue despedida en 2011 del Instituto Príncipe Felipe de Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un equipo científico en Oregón ha reprogramado exitosamente células de piel humana para que se conviertan en células madre capaces de transformarse en cualquier otro tipo de célula del cuerpo. En este equipo hay una única española, la genetista valenciana Nuria Martí Gutiérrez, que fue despedida en el reciente ERE del Instituto príncipe Felipe de Valencia.

Licenciada en Ciencias Biológicas por la Universidad de Valencia, Martí se especializó en reproducción asistida en La Fe antes de iniciar su tesis doctoral en el centro de investigación. En 2011, con los primeros rumores de recortes en el Príncipe Felipe, solicitó una plaza en el laboratorio de ciencias reproductivas de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregon. "Fue una buena decisión ya que me despidieron en el ERE", afirma la embrióloga. Desde entonces ya ha sido coautora de otro importante trabajo sobre tratamiento de enfermedades mitocondriales.

De acuerdo con el nuevo hallazgo publicado ayer en la revista Cell, los científicos creen que las células madre podrían usarse para sustituir las células dañadas por enfermedades o lesiones, y en el tratamiento de males como el Parkinson, la esclerosis múltiple, las enfermedades cardiacas y las lesiones de la médula espinal. El trabajo es el primer éxito en humanos de la técnica que dio origen, por ejemplo, a la oveja Dolly, pero los autores insisten en que no se trata de obtener personas clonadas, sino en llegar a la fase de blastocisto del embrión (alrededor de los cinco o seis días de desarrollo) para extraer las células madre.

El procedimiento experimentado en Oregón podría afectar a la controversia que rodea el empleo de células madre cosechadas de embriones humanos. Numerosos expertos en ética y grupos religiosos cuestionan el uso de esos embriones obtenidos, principalmente, de clínicas de fertilidad.

El equipo lo integran investigadores de la Universidad de Salud y Ciencia de Oregón y el Centro Nacional de Investigación de Primates, y lo encabeza Shoukhrat Mitalipov, quien ya logró en 2007 la conversión de células de piel de mono en células madre.