Público
Público

La Eurocámara defiende la neutralidad de la red

Pide a la CE que vigile a las operadoras, pero no exige una ley 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Parlamento Europeo quiere una internet abierta y neutral. En una resolución votada ayer en el pleno, en Estrasburgo, los europarlamentarios pidieron a la Comisión Europea (CE) que vigile de cerca cualquier intento de las operadoras por discriminar entre tipos de datos con la excusa de gestionar el tráfico en sus redes. Sin embargo, los diputados no consideraron necesario exigir que la neutralidad de la red quede amparada por la ley, al menos por ahora.

La resolución, aprobada por amplia mayoría, considera que 'el principio de neutralidad de la red constituye una condición previa necesaria para permitir el desarrollo de un ecosistema innovador para internet y para asegurar unas condiciones equitativas al servicio de los ciudadanos y los empresarios europeos', se puede leer en uno de sus puntos clave. Aunque no hay una definición unánime de lo que es la neutralidad, esta implica que las operadoras no pueden dar prioridad a unos datos sobre otros en función del emisor, destinatario o del servicio o aplicación que los genera.

La CE deberá valorar si es necesario el amparo mediante medidas legales

El texto deja un sabor agridulce al reconocer de facto a las operadoras su derecho a gestionar el tráfico. El presidente de la Comisión de Industria del Parlamento, Herbert Reul, subrayó que 'una gestión razonable del tráfico de datos previene la congestión de la red y garantiza el buen funcionamiento de las aplicaciones y los servicios'.

Los eurodiputados piden a la CE que vigile las prácticas de gestión del tráfico, especialmente en relación con el bloqueo y la regulación o la tarificación excesiva de los servicios de voz o vídeo sobre IP (programas como Skype) y el intercambio de ficheros (P2P). El Organismo de Reguladores Europeos de las Comunicaciones Electrónicas (ORECE) prepara un informe sobre maniobras que podrían estar llevando a cabo las operadoras. Sus conclusiones llegarán a comienzos de año.

De sus resultados dependerá que la neutralidad de la red sea protegida por ley. Aunque la comisaria europea para la Agenda Digital, Neelie Kroes, descartó hace unos meses que hiciera falta esta protección legal, la resolución del Parlamento solicita ahora al Ejecutivo de la UE que evalúe, en el plazo de seis meses desde la publicación del informe de ORECE, si son necesarias medidas adicionales para garantizar 'la libertad de expresión, la libertad del acceso a la información, la libertad de elección para los consumidores y el pluralismo de los medios de comunicación en la red'.

Para Jérémie Zimmermann, portavoz del grupo de ciberderechos La Quadrature du Net, 'los operadores ya violan alegremente la neutralidad, limitando el acceso a internet de forma totalmente ilegítima'. Por ello, emplaza a las autoridades comunitarias a 'imponer por ley la neutralidad de la red'.

La próxima cita es el 13 de diciembre, cuando el Consejo de Transportes, Telecomunicaciones y Energía adoptará sus conclusiones sobre la cuestión.