Público
Público

Excrementos con mucho brillo

Un parque de Estados Unidos aplica un novedoso sistema de iluminación: heces de perro que se transforman en luz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Curiosa iniciativa en el parque estadounidense Pacific Street, en Cambridge (Massachusetts) donde un artista llamado Matthew Mazzotta ha inventado un contenedor que convierte los excrementos de perros en luz para iluminar este espacio reservado sólo para canes.

Según se explica en Boston.com, la iniciativa, llamada 'chispa del parque' (Park Spark), se basa en un convertidor que está integrado por dos tanques de acero de 1.900 litros unidos con una tubería diagonal y se conecta a una lámpara, parecida a las antiguas de gas que se usaban en las calles. 

En dicha unidad, que utiliza los tanques que antes servían para almacenar aceite, las heces se transforman en metano, permitiendo el encendido. Unos letreros explicativos permiten a los dueños de los perros saber qué tienen que hacer con los restos de su mascota. Además, se les proporcionan bolsas biodegradables para que las personas puedan recoger los excrementos y depositarlos en el tanque.

Después, han de dar la vuelta a una manivela que agita el interior del tanque, donde se almacenan agua y desperdicios. El metano se obtiene del gas inodoro que liberan los microbios de las heces y que es enviado desde los tanques a la lámpara para su combustión.