Publicado: 04.12.2013 17:58 |Actualizado: 04.12.2013 17:58

Extirpan un tumor de 25 kilos del ovario de una paciente

La mujer, de 47 años, notó hace cinco años que le salía "barriguita" pero no acudió al médico por miedo. La intervención, realizada en el hospital de Torrevieja, fue un éxito. Sólo e

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Servicio de Ginecología del Hospital de Torrevieja (Alicante) ha extraído con éxito un tumor de 25 kilos en el ovario de una mujer de 47 años en una compleja intervención que duró dos horas. La paciente había acudido al centro derivada por su médico de cabecera tras percibir un constante crecimiento del abdomen y notar "diversas molestias".

María Ángeles, vecina de la localidad alicantina de Los Montesinos, llevaba cinco años dejando crecer el bulto. Este miércoles, cuando acudió al hospital a ver el tumor que le extirparon hace ya casi un año, se quedó "asustada". "No me lo podía creer", ha declarado a Efe. Asimismo, explicó que hace "casi cinco años" empezó a notar que le salía "barriguita", un proceso que percibió especialmente al tener una complexión delgada. "Con el paso del tiempo, ya tenía una barriga de embarazada", ha añadido.

Sin embargo, "el miedo a los médicos" que siempre ha tenido, según ha aseverado, era tan fuerte que optó por no acudir a un centro de salud o un hospital para conocer qué pasaba. Así durante "casi cinco años" porque, según ha dicho, "ni tenía dolores ni fiebre". Problemas digestivos y de movimiento, y el comentario de una amiga para que acudiera al médico porque "eso no era normal", la llevaron hace un año -el 4 de diciembre- a ir a su médico de cabecera.

Según ha informado el hospital de Torrevieja en un comunicado, la intervención ha representado "un reto" para el equipo quirúrgico ya que los tumores ginecológicos gigantes, —descritos como aquellos mayores de 11,3 kilos—, son "poco frecuentes" en la literatura médica mundial. De hecho, sólo existen "alrededor de cinco casos" similares publicados a nivel científico, informa Europa Press.

Sólo existen "alrededor de cinco casos" similares publicados a nivel científico Tras los exámenes preoperatorios, TAC, y una vez diagnosticada por el servicio de Ginecología, la paciente fue sometida a una laparotomía que permitió confirmar el hallazgo de una tumoración quística gigante —de 41 centímetros y 25 kilos— que se extendía desde el pubis hasta el apéndice xifoides.

La intervención se completó con una histerectomía total (extirpación del útero) y una doble anexectomía (trompa y ovario), técnicas que permitieron extraer la totalidad del tumor en una operación que duró dos horas y que no presentó complicaciones. Tras un postoperatorio normal, se confirmó la benignidad del tumor en una revisión posterior, tras el análisis anatomopatológico.

El doctor Eduardo Cazorla, jefe de Servicio de Obstetricia y Ginecología, ha asegurado que en sus 20 años de carrera "jamás" había tratado un caso de características similares. La complejidad en este tipo de intervención es "muy alta" dado el tamaño del tumor, según la misma fuente.

La extirpación del tumor ha solucionado molestias derivadas de la compresión abdominal relacionadas con dificultad en la micción, problemas intestinales, dificultades respiratorias para dormir, incomodidad para caminar e incapacidad para realizar labores cotidianas.

Tras cinco días en hospitalización y, aproximadamente, 20 días de reposo, la paciente se ha recuperado completamente. La paciente acude a sus revisiones ginecológicas habituales y no ha habido muestra de reaparición alguna del tumor.