Público
Público

La falta de medios ralentiza la retirada del vertido de petróleo en China

La falta de recursos ralentiza la retirada de 1.500 toneladas de petróleo vertidas en la costa del noreste chino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La precariedad de los medios materiales utilizados y la falta de recursos está ralentizando la retirada de las 1.500 toneladas de petróleo vertidas en las costas de Dalian, en el noreste de China.

La tripulación de algunos barcos pesqueros en la zona ha llegado a recoger el crudo usando palillos chinos o con sus propias manos, publicó hoy el periódico oficial 'China Daily'.

Un total de 800 barcos trabajan en la retirada del petróleo, entre ellos 40 buques especializados en la recogida de crudo, a los que se ha añadido un contingente de 2.000 soldados del Ejército de Liberación Popular (ELP).

Los equipos han empleado 23 toneladas de un aceite especial que diluye el crudo.

Los trabajadores, voluntarios y bomberos responsables de limpiar el vertido cuentan además con una complicación meteorológica: las rachas de viento y lluvia, que provocan la expansión de la mancha.

Sobre la evolución de la marea negra, el Gobierno chino guarda silencio desde hace días, aunque los últimos datos oficiales indican que alcanza los 430 kilómetros cuadrados de superficie en el mar Amarillo.

La Administración Estatal de Seguridad Laboral y el Ministerio de Seguridad Pública llevaron a cabo las investigaciones sobre la explosión del pasado día 16 en dos oleoductos y concluyeron que un deficiente empleo de la sustancia desulfurizadora desencadenó la tragedia medioambiental.

La investigación encontró también fallos en el sistema anti-incendios que impidieron el cierre de las válvulas de emergencia del oleoducto tras la explosión.

La propietaria del oleoducto y las instalaciones es Petrochina, filial de la estatal China National Petroleum Corporation (CNPC), que, según la ley local, es la responsable de mantener la seguridad del conducto.

Dalian es una importante ciudad costera del noreste de China, con más de seis millones de habitantes, y cuenta con el segundo mayor puerto de mercancías del gigante asiático.