Público
Público

Los famosos se venden en Twitter

Las celebridades tienen una media de 1,5 millones de seguidores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Belén Esteban, Paris Hilton o Colate Vallejo Nájera son seguidos por miles y hasta millones de personas en Twitter. El servicio de micromensajes promete a los fans saber todo lo que hacen sus famosos, y en tiempo real. Pero es una vana ilusión. Un estudio revela que el famoseo usa esta herramienta sólo como una plataforma publicitaria que les sale gratis para venderse mejor creando una imagen irreal de cercanía con sus seguidores.

La investigadora de la universidad británica de Leicester Ruth Page está preparando un libro sobre la comunicación en los nuevos medios (Facebook, blogs o foros). Como adelanto, va a explicar en una próxima conferencia cómo los famosos usan la red social Twitter. La profesora elaboró una lista de 30 celebridades de habla inglesa (desde Lady Gaga hasta Arnold Schwarzenegger) y recogió más de 50.000 tweets o mensajes con un millón de palabras dentro.

Su comunicación es jerárquica, de uno a muchos, no interpersonal

Lo primero que destaca la investigadora es que, a pesar de tanta palabra, Twitter no es una herramienta de comunicación para el famoseo, sino que es más un arma de marketing. Usando software de análisis lingüístico, ha podido comprobar que el 75% de las historias que cuentan los famosos en sus mensajes están relacionadas con su actividad profesional, no con su vida personal. 'Lo usan para difundir noticias sobre sí mismos, sobre sus productos y sus espectáculos', dice Page.

Podría ser que los mensajes recogieran sus vivencias pasadas en un concierto o una intervención televisiva. Pero tampoco. Page rastreó los tiempos verbales y adverbios más usados. Apenas hay pasado. El tiempo casi siempre es en presente o futuro. También abunda el gerundio, una conjugación verbal independiente del tiempo. En cuanto a los adverbios, hoy', esta noche' o mañana' son hasta diez veces más frecuentes que el término ayer'.

Los famosos tienen de media 60 veces más seguidores de los que ellos siguen

Aunque sus conclusiones sólo valen para esta lista, un rápido vistazo a los famosos hispanos revela que, en una primera impresión, siguen la misma estrategia. Por ejemplo, en un tweet del viernes, Alejandro Sanz promocionaba la salida de un nuevo single para el sábado. O Boris Izaguirre, a la vez que publicitaba una marca de gafas, recordaba a sus seguidores la cita que tienen con su programa del lunes.

Como recoge Page en su trabajo, hay otros detalles del abuso de los famosos de Twi-tter. La investigadora comparó sus resultados con los de un grupo de usuarios anónimos y comprobó que las celebridades apenas envían mensajes a sus seguidores, apostando más por actualizaciones generales. Para Page, esto refleja un tipo de comunicación jerárquica, de uno a muchos, muy alejada de la interpersonal.

Los enlaces son otra pista. En Twitter no se pueden enviar mensajes de más de 140 caracteres, lo que obliga a poner enlaces para ampliar la información. El 27% de las celebridades ponía enlaces a fotografías (la mayoría de sí mismas), frente al 8% de los anónimos (casi todos relacionados con el mensaje).

Pero lo superficial no se impone a lo sustancial. Los famosos tienen de media 60 veces más seguidores de los que ellos siguen (frente a los 1,5 más seguidores de la gente normal), pero 'esto no supone que lo que el famoso cuente vaya a influir en la conducta de su audiencia', concluye.