Público
Público

La feria móvil con problemas de conexión

La demanda de ancho de banda afecta a la cobertura a través de WiFi y 3G

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Barcelona será la capital de la telefonía móvil hasta el jueves. Más de 50.000 personas invadieron ayer por la mañana los alrededores de la plaza de España para demostrar que el sector de la telefonía móvil goza de buena salud, incluso en épocas de crisis. Con la capacidad hotelera casi completa, los más de 220 millones de euros que ingresa la ciudad en cuatro días suponen un importante revulsivo para la capital catalana, que también tiene que bregar con las dificultades propias de un evento que ocupa, literalmente, el asfalto de la ciudad con actuaciones en la calle y actos publicitarios.

Barcelona sólo tiene asegurado el evento hasta el año que viene

La conclusión básica de este Mobile World Congress, que la mayoría de los usuarios avanzados se decantarán por la adquisición de un smart-phone o una tableta, fue precisamente uno de los mayores inconvenientes en las primeras horas de la feria. Los picos de conexión y la gran demanda de ancho de banda redujo de forma considerable las posibilidades de conectarse a internet desde los alrededores, ya fuera a través de WiFi o 3G. Ya a mediodía, y como suele ocurrir todos los años, la conexión mejoraba.

Barcelona acoge este evento desde 2006 y tiene asegurada su organización hasta el año que viene inclusive. A partir de 2013, tendrá que demostrar frente a candidaturas como París, Munich o Milán que merece seguir celebrándolo hasta 2017. A su favor, además de la seguridad que la organización recuerda casi constantemente por los altavoces de la feria, están las cifras: desde que empezó a celebrarlo, los asistentes han aumentado más de un 40%. Este año el Mobile World Congress ha conseguido convocar a 1.300 empresas de 200 países en un espacio de 58.600 metros cuadrados, casi un 10% más que en 2010.