Público
Público

Un físico nuclear navega hacia las Islas de la Estabilidad

Yuri Oganessian ha encontrado una región extrema de la tabla periódica donde yacen elementos relativamente más estables

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

“Más allá hay monstruos”, advertían los mapas antiguos. El monstruo que busca Yuri Oganessian se llama unbinilio. Su mapa es la tabla periódica, cuya versión actual no resultará tan archiconocida a quien estudió la EGB.

Colisionando átomos a inmensas velocidades, los físicos nucleares han creado elementos superpesados. La mayoría son muy inestables y se destruyen al instante, pero Oganessian, en el acelerador del Instituto de Investigación Nuclear de Dubna (Rusia) y en colaboración con el Laboratorio Lawrence Livermore de EEUU, encontró la Isla de la Estabilidad, una región extrema de la tabla periódica donde yacen elementos relativamente más estables de números atómicos –número de protones– 113 al 118.

En la 235ª reunión de la Sociedad Química Americana, inaugurada ayer en Nueva Orleans, Oganessian presentó su próxima meta: extender el territorio de la Isla de la Estabilidad hasta el elemento 120, el unbinilio, lo que espera lograr con el acelerador de Dubna.

Oganessian cree que más allá, en los confines, habrá una segunda Isla de Estabilidad, que el científico sitúa alrededor del elemento 164, una larga travesía desde sus coordenadas actuales. Para llegar allí, explica, necesitará un acelerador más potente. Y todo ello, ¿para qué? El físico no duda: “Si pueden diseñar un método para producir estos elementos en cantidad, seguro que se encontrarán aplicaciones valiosas para ellos”, predice.