Publicado: 07.09.2016 11:48 |Actualizado: 07.09.2016 11:48

Así se formó la Vía Láctea

Astrónomos crean la imagen más clara de cómo se configuró la galaxia hace 13.500 millones de años.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
Vía Láctea. REUTERS

Astrónomos determinan que la Vía Láctea se formó por la fusión y la acumulación de mini-halos que contienen estrellas y gas. REUTERS

MADRID.- Usando colores para identificar las edades de 130.000 estrellas en el halo de la Vía Láctea, astrónomos han producido la imagen más clara de cómo se formó la galaxia hace 13.500 millones de años.

Los profesores de la Universidad de Notre Dame Daniela Carollo, Timothy Beers y Vinicius Placco han publicado sus hallazgos en la revista Nature Physics, que incluyen un mapa cronográfico que apoya un modelo jerárquico de formación de las galaxias.



Ese modelo, desarrollado por los teóricos en los últimos décadas, sugiere que la Vía Láctea se formó por la fusión y la acumulación de pequeños mini-halos que contienen estrellas y gas, y que la más antigua de las estrellas de la Vía Láctea está en el centro de la galaxia, y que estrellas jóvenes y galaxias se fusionaron con la Vía Láctea, atraídas por la gravedad, durante miles de millones de años.

"Nosotros no sabíamos mucho previamente acerca de la edad del componente más antiguo de la Vía Láctea, que es el Sistema Halo," dice Carollo. "Pero ahora hemos demostrado de manera concluyente por primera vez que las estrellas antiguas están en el centro de la galaxia y las estrellas más jóvenes se encuentran a grandes distancias. Esta es otra pieza de información que podemos utilizar para comprender el proceso de montaje de la galaxia, y cómo las galaxias en general se constituyen".

Mapa cronográfico creado por la Universidad de Notre Dame

Mapa cronográfico creado por la Universidad de Notre Dame

Utilizando los datos del Sloan Digital Sky Survey, los científicos identificaron más de 130.000 estrellas azules de la rama horizontal, que queman helio en sus núcleos, y exhiben diferentes colores en función de sus edades. Son el único tipo de estrella cuya edad puede ser estimada por el color.

"Los colores, cuando las estrellas están en ese momento de su evolución, están directamente relacionados con la cantidad de tiempo que lleva viva la estrella, por lo que podemos estimar la edad", dice Beers. "Una vez que tienes un mapa, entonces se puede determinar qué estrellas aparecieron primero y las edades de las porciones de la galaxia. Ahora se puede visualizar realmente cómo nuestra galaxia se construyó e inspeccionar los restos estelares de algunas otras pequeñas galaxias siendo destruidas por la interacción con la nuestra durante su desarrollo".

Carollo explica que las nubes de gas inicial que contienen material primordial, como el hidrógeno y el helio, formaron las primeras estrellas. Las nubes con diversas masas y contenidos de gas se comportan de otra manera: las nubes más pequeñas formaron una o dos generaciones de estrellas (objetos de mayor edad) y luego se fusionaron con otras nubes y terminaron en el centro de la galaxia por la gravedad, mientras nubes de masas más grandes formaron múltiples generaciones de estrellas más jóvenes antes de que se fusionaran.

Incluso galaxias más grandes, como la Vía Láctea, crecieron mientras su gravedad arrastraba y forzaba las fusiones con galaxias más pequeñas.

Hoy en día, sólo es factible el uso de esta técnica en nuestra propia galaxia y en las galaxias enanas satélites que rodean la Vía Láctea. Sin embargo, se espera que el telescopio espacial James Webb, listo para ser la lanzado en 2018, reúna muchos más datos de las galaxias remotas, incluyendo los primeros resplandores del Big Bang.

Usando el nuevo método, esos datos pueden rellenar las piezas del rompecabezas sobre la formación de nuestra galaxia y de cómo surgió el propio universo.