Público
Público

Fracasa el primer intento de rescate de la misión a Marte

Los técnicos del centro de control de la sonda rusa Fobos-Grunt' no lograron comunicarse con la nave

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La primera misión interplanetaria de Rusia en más de dos décadas continua atascada en la órbita terrestre después de que los técnicos del centro de control del cosmódromo de Baikonur (Kazajistán) intentaran sin éxito transmitir a la Fobos-Grunt la orden para encender su propulsor y dirigirla hacia su destino, la luna marciana Fobos. El motor debería haberse accionado una vez que la nave se desacopló del cohete que la lanzó al cielo el pasado martes, pero no lo hizo. Hoy el portavoz de la agencia espacial rusa Roscosmos, Alexei Kuznetsov, ha declarado que el nuevo intento de comunicación había sido infructuoso, informa AP.

Tras el fracaso, las perspectivas más sombrías acechan a un proyecto que ha costado 120 millones de euros y con el que Rusia esperaba romper una racha de descalabros en sus misiones a Marte. Los pronósticos de los expertos son pesimistas. Vladimir Uvarov, un experto que trabajó para la Defensa rusa, ha manifestado al diario oficial Rossiyskaya Gazeta: 'Creo que hemos perdido la Fobos-Grunt'.

Sin embargo, aún es posible la recuperación en caso de que el fallo sea de software y no mecánico, ya que la nave aún cuenta con sus depósitos de combustible llenos y sus acumuladores disponen de energía para un mínimo de tres días. 'Nada está perdido aún', ha dicho a Público Alex Korostelev, director del Departamento Internacional de Roscosmos. Korostelev es el jefe de la delegación rusa en el primer encuentro de la Plataforma Internacional de Alto Nivel sobre exploración espacial que se celebra estos días en Lucca (Italia). El responsable ha indicado que aún restan dos semanas para intentar la comunicación con la nave, antes de que se cierre la ventana de lanzamiento a Marte. Respecto a la posible caída a la Tierra del artefacto repleto de hidrazina, un combustible tóxico, Korostelev ha señalado: 'Es pronto para calcular ese impacto, aún estamos trabajando con escenarios optimistas', informa Nuño Domínguez.

En la misma reunión, el jefe de la Agencia Europea del Espacio (ESA), Jean-Jacques Dordain, ha apuntado que Europa apoyará a Rusia: 'Ayudaremos a nuestros colegas rusos. Un problema de un socio es un problema para todos los compañeros', ha afirmado.

La colaboración de la ESA puede ser clave, ya que la comunicación sólo se puede establecer cuando la sonda es visible desde el centro de control y Rusia no cuenta con una red mundial de estaciones. El jefe de la ESA en Moscú, René Pichel, ha dicho a la agencia Interfax que las estaciones europeas en Australia y la Guayana Francesa intentarán el contacto.