Público
Público

Fracasan las negociaciones sobre la caza de ballenas

La falta de acuerdo obliga a posponer la decisión a 2011 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los 88 representantes internacionales de la Comisión Ballenera Internacional (CBI) tenían cinco días para alcanzar un acuerdo sobre la caza de ballenas, pero les han bastado tres para demostrar que el pacto es imposible. Ayer, durante la tercera sesión de la 62ª reunión anual de la CBI que arrancó el lunes en Agadir (Marruecos), 'los gobiernos decidieron suspender las negociaciones al encontrarse en punto muerto', explicó a Público el consejero político de la ONG Pew Environment Group, Remi Parmentier, presente en la reunión.

El tema clave era el levantamiento de la moratoria de caza de ballenas que existe desde 1986. A pesar de este veto, se calcula que Japón, Noruega e Islandia capturan unos 1.500 ejemplares al año bajo distintos pretextos. El objetivo de esta reunión era que estas naciones volvieran a acatar las reglas del juego de la CBI. Para ello, la comisión elaboró un borrador el pasado abril que proponía volver a legalizar la caza bajo unas cuotas restringidas. Pero 'el tira y afloja entre los países ha roto la cuerda de la negociación', añade Parmentier.

'Periodo de enfriamiento'

Antes de la cumbre, Japón anunció que estaría dispuesto a reducir su cuota de caza si se levantaba el veto internacional. No obstante, no ha cedido ni un milímetro en lo que se refiere a detener su actividad en el santuario de ballenas del Antártico, donde cualquier tipo de caza está prohibido desde 1994. Además, 'algunos países como Australia piden una cuota cero, lo cual también es inaceptable para Japón', afirma la directora de política internacional de la ONG, Susan Lieberman. Por ello, los miembros de la comisión han pedido un 'periodo de enfriamiento del debate' de un año, informa AFP.

El encuentro se alargará hasta el viernes con otros debates menores. Sea cual sea el resultado, esta cumbre ha sido 'decepcionante, ya que tres naciones seguirán cazando a pesar de la existencia de la moratoria', concluye Lieberman.

Japón, Islandia y Noruega
Los tres países hacen caso omiso del veto de caza internacional. Japón aceptaría un acuerdo si se le permite seguir cazando bajo condiciones determinadas.

Australia y Latinoamérica
Son los mayores defensores de las ballenas. Reniegan de cualquier cuota de caza y de la actividad ballenera en el santuario antártico.