Público
Público

Los gases y los ruidos no asustan a los cetáceos

Científicos de Tenerife investigan un grupo de zifios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Bajo las aguas de El Hierro, ahora coloreadas de verde turquesa por el efecto de los gases volcánicos, habitan una gran cantidad de especies de animales marinos que se podrían ver afectadas por la acidez de las sustancias químicas que se están emitiendo. Como han explicado los vulcanólogos, este proceso eruptivo está arrojando al océano elementos corrosivos procedentes de la reacción del agua marina y de los gases que brotan desde el fondo.

Esa región del sur de la isla de El Hierro es el hogar de dos especies de zifios cetáceos que se conocen con el nombre de cuvié y blainvilleque, animales con una envergadura de hasta seis metros y 3.000 kilos, y que son controlados desde hace años por los zoólogos canarios. Con el objeto de saber cómo está afectando estas emisiones a los zifios del lugar, un equipo de biólogos marinos de la Universidad de La Laguna se ha desplazado hasta la isla para observar el comportamiento de estos animales.

Los gases y los ruidos no han asustado a la fauna marina

Apostados en un observatorio de la zona de Tacorón, junto a La Restinga, los biólogos observan la evolución de estos animales en busca de posibles anomalías en sus conductas de alimentación o comunicación. Según Patricia Arranz, bióloga del grupo Bioecomar, 'cada una de las especies tiene una población que ronda los 50 ejemplares'. Los biólogos están observando a los animales estos días desde tierracon potentes prismáticos y telescopios. Según la experta de la Universidad de La Laguna, 'aunque son unos animales muy sensibles a la contaminación acústica y química, no hemos observado que su conducta normal haya variado'.

Esta emisión de gases volcánicos, junto con la existencia de ruidos sísmicos, deberían ser suficientes para disuadir a los animales de estar en el lugar. 'Los cetáceos deben de estar encontrando algo importante como para querer quedarse en la zona, ya que incluso los hemos observado cerca de la mancha'. Estos mamíferos se alimentan principalmente de cefalópodos de profundidad como calamares, 'lo quiere decir que su alimento continúa en el lugar'.

«Los cetáceos deben de estar encontrando algo importante»

Arranz reconoce que aún existen pocos estudios sobre los zifios, que son los grandes desconocidos de la fauna marina. 'Estos animales tienen aspectos desconocidos para la ciencia. Por eso es muy importante estar aquí, ya que no existe ningún estudio publicado que haya observado estos animales ante una situación de erupción volcánica'.

Los investigadores de La Universidad de La Laguna continuarán estos días con sus trabajos de observación desde tierra de los zifios, trabajos de observación desde tierra que completarán pronto con la llegada de los barcos oceanográficos.