Publicado: 12.09.2011 16:41 |Actualizado: 12.09.2011 16:41

Gatos fosforescentes inmunes al sida

Científicos de la Clínica Mayo han desarrollado una estrategia de inmunización basada en el genoma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Investigadores de la Clínica Mayo en Minnesota (Estados Unidos) han logrado desarrollar una estrategia de inmunización basada en el genoma para combatir el virus de la inmunodeficiencia felina, muy similar al causante del sida en los humanos.

El estudio, publicado en la edición 'on line' de la revista 'Nature Methods', tenía como objetivo que los gatos desarrollaran inmunidad inherente al virus felino del sida, de modo que en un futuro pueda ayudar a investigar nueva terapias contra el VIH y otras enfermedades. Los científicos también insertaron genes de medusas que hicieron que las células modificadas brillasen con un color verde espectral - haciéndolas fáciles de localizar.

"Esto da una capacidad sin precedentes para el estudio de los efectos de dar genes protectores del SIDA a un animal vulnerable al SIDA", dijo en una entrevista telefónica el doctor Eric Poeschla, de la Cínica Mayo en Rochester, Minnesota, que encabezó el estudio.

Poeschla dijo que los humanos, los gatos y en algún grado chimpancés son los únicos mamíferos que desarrollan un virus de aparición natural que provoca el SIDA. "Los gatos de todo el mundo sufren esto", dijo.

Del mismo modo que el virus de inmunodeficiencia, o VIH, lo hace en las personas, el VIF actúa eliminando las células que luchan contra las infecciones.

El felino VIF afecta en gran parte a gatos salvajes, de los que hay 500 millones en el mundo, dijo Poeschla. Se transmite por mordedura, sobre todo por machos que defienden su territorio, pero también afecta a los gatos de compañía.

En humanos y gatos las proteínas denominadas factores de restricción, que normalmente luchan con infecciones víricas, se quedan indefensas frente al VIH y al VIF porque los virus evolucionaron armas para contraatacar. Pero algunas versiones de estos factores de restricción de monos son capaces de luchar contra el virus y el equipo usó uno de estos genes del macaco rhesus.

Para ello usaron un virus inocuo para introducir los genes en los óvulos, un proceso que ya se ha hecho en otros mamíferos como ratones, cerdos, ovejas o monos tití.

Para hacer más fácil comprobar qué células tenían el gen del mono, el equipo también insertó un gen de proteína verde fosforescente de la medusa Aequorea Victoria que la hace brillar en verde.

El equipo planea estudiar estos felinos como un nuevo modo de desarrollar tratamientos"Lo hicimos para marcar fácilmente las células sólo mirando bajo el microscopio o poniendo una luz sobre el animal", dijo. El método funcionó tan bien que casi toda la descendencia de los óvulos modificados tienen los genes de factor de restricción. Y estas defensas se crean dentro del cuerpo del gato.

El equipo ha cruzado dos de los tres gatos fosforescentes originalmente, lo que ha dado camadas para un total de ocho gatitos que también tenían células fosforescentes.

Pero el objetivo no es crear generaciones de gatos resistentes a la enfermedad y a la vez fosforescentes. El equipo planea estudiar estos felinos como un nuevo modo de desarrollar tratamientos para el VIH y la versión felina de esta enfermedad.

De momento, el equipo de Poeschla sólo ha probado células tomadas de animales y demostrado que son resistentes al VIF. Pero planean exponer los gatos al virus y ver si están protegidos. "Si se puede mostrar que puedes conferir protección a estos animales, nos daría mucha información sobre la protección en humanos", dijo Poeschla.