Público
Público

Gobierno e industria cultural quieren frenar el P2P con un buscador

El sector cultural intentará acabar con las descargas con una web que ofrece enlaces a sitios ya existentes. Las discográficas se adelantan presentando su propia página

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La industria cultural salvará antes de fin de año el último escollo planteado por las operadoras para frenar el P2P: la falta de una oferta global de contenidos de pago. La ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, y el ministro de Industria, Miguel Sebastián, mostraron ayer ante los asistentes al III Foro Internacional de Contenidos Digitales (FICOD) una total sincronía en esa forma de acabar con las descargas gratis en la Red de contenidos sujetos a derechos de autor.

El 'modelo que ampliará la oferta de contenidos en Internet' agrupando 'la mejor oferta con las mejores condiciones', en palabras de González-Sinde, no será un nuevo y diferenciado servicio de descargas de pago, sino una especie de buscador que, sin ofrecer la posibilidad de comprar contenidos, se limitará a enlazar a sitios web ya existentes como Filmotech, Pixbox o iTunes, entre otros. Con el apoyo de todo el sector cultural español y, además, de la industria cinematográfica estadounidense (MPAA), la búsqueda del contenido en esta página ofrecerá al usuario distintas formas de acceder a él, ya sea mediante compra, suscripción o streaming gratuito.

El portal recogerá enlaces a páginas como Filmotech, Pixbox o iTunes

Las discográficas, agrupadas en Promusicae, se han adelantado ya a ese localizador de contenidos de pago con su propia página, elportaldemusica.es, que tiene la misma filosofía que el modelo que pretende poner fin a las descargas gratuitas. 'Al contrario de lo que se afirma, la oferta legal ya existe. Ahora lo que tratamos de hacer es que esos servicios sean más conocidos y por eso lanzamos propuestas como esta', explicaba ayer el presidente de Promusicae, Antonio Guisasola. Elportaldemusica.es ha sido financiado por el Ministerio de Industria, a través del Plan Avanza, con 737.000 euros. Además del enlace a la compra de las canciones, la apuesta de las discográficas incluye acceso a contenidos gratuitos a través de YouTube, Yes.fm o MySpace, así como a las web de las propias discográficas.

El portal global de descargas de pago del que hablaron los ministros de Cultura e Industria está respaldado por La Coalición de Creadores e Industrias de Contenidos, que agrupa a buena parte de la industria cultural. Al igual que elportaldemusica.es, se tratará de una página con especial atención a contenidos actuales. Para Guisasola, con estas apuestas 'no hay excusas' para no consumir música en este tipo de servicios. Según La Coalición, cuando el portal global esté preparado, la web lanzada por Promusicae también se integrará en él, dando lugar a una 'oferta completa'.

Elportaldemusica se ha financiado con más de 700.000 euros de Industria

Las operadoras englobadas en Redtel acogieron bien el anuncio. Su presidente, Miguel Canalejo, recuerda que ha sido una de sus reivindicaciones. Para Redtel era inexcusable que hubiera un portal de contenidos como alternativa a las descargas P2P. Pero aún quiere conocer más detalles de este nuevo servicio.

La Coalición especifica que la nueva plataforma no será otra tienda on-line donde comprar los contenidos, sino un portal de promoción. 'No se trata de sustituir a las tiendas que ya existen, sino de que estas tengan un escenario mayor', y compara este portal con 'un centro comercial que agrupa a las tiendas ya existentes y a las que se crearán en el futuro'. Este localizador de compras, que cuenta con financiación pública y privada, incluirá películas, música, videojuegos y libros. 'Es el esfuerzo que hay que hacer en paralelo a la regulación', detallan desde La Coalición.

Esa regulación es asunto de la comisión interministerial formada hace un mes con el encargo de encontrar una solución a la vulneración de los derechos de propiedad intelectual en Internet. Sus conclusiones y propuestas, que verá el Consejo de Ministros antes de fin de año, contemplarán cómo acabar con las páginas P2P mediante mecanismos técnicos o legales. 'Nos hemos comprometido a ello antes de final de año y lo vamos a hacer', explicó ayer González-Sinde.

La persecución se orientará a las páginas que ofrecen descargas P2P

Ante la inminente regulación de las descargas, Antonio Guisasola se muestra cauto y habla de 'un proceso legal largo que es necesario vigilar'. Pone como ejemplos los casos de Reino Unido y Francia, que plantean cortar la conexión a los usuarios que persistan en descargar contenidos protegidos. 'Se han dado muchos pasos hacia adelante y atrás', añade.

En cuanto a los usuarios que descargan, la ministra insistió ayer en que no existe 'ánimo de criminalizarlos', aunque puntualizó que sí van a perseguir a quienes 'especulan con contenidos ajenos' porque 'lastran nuestras oportunidades como país', en referencia a las páginas de enlaces.

Por su parte, el ministro de Industria se refería ayer al 'esfuerzo conjunto' que deben realizar las partes implicadas para proteger la propiedad intelectual. En relación a las medidas técnicas que se tomarán para frenar las descargas, Sebastián especificó que esta línea de trabajo se realizará 'con el respeto a la libertad y a la privacidad' de los internautas. Otro punto en el que coinciden Industria y Cultura es que en España no se cortará la conexión a los usuarios que descarguen, si bien no se descarta que se pueda reducir la velocidad de acceso a los usuarios más activos.

Sebastián ha señalado que el acceso a Internet con banda ancha de un mega de velocidad formará parte del denominado servicio universal, lo que supone ofrecer estos servicios con calidad y a un precio asequible en cualquier lugar de España a partir del 1 de enero de 2011.

Todos los ciudadanos, ha especificado, 'tendrán derecho a conectarse a Internet a través de la banda ancha a velocidades mínimas de un megabit/segundo'.

Actualmente, se incluye dentro de este servicio universal la telefonía, las guías telefónicas, las cabinas, el acceso funcional a Internet de banda estrecha o un abono social para usuarios con necesidades sociales especiales, entre otros.

Sebastián ha resaltado que el sector de los contenidos digitales en España facturó en 2008 casi 5.000 millones de euros, lo que supone un incremento del 15,8% respecto a 2007.