Público
Público

Google modifica sus búsquedas para evitar trampas

La compañía va a penalizar a las webs "no útiles" y a las que copian contenidos 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Google realiza unos 500 cambios al año en el algoritmo que determina el funcionamiento de su buscador, pero la mayoría pasan desapercibidos al usuario. La compañía anunció ayer uno que afectará a los resultados de casi el 12% de las consultas que se realizan en la web. La modificación afectará a la posición de los sitios 'que aportan poco valor, copian contenido de otras páginas o no son muy útiles'. Esta transformación ha comenzado a aplicarse sólo en EEUU, aunque Google ya ha anunciado que se extenderá a otros países. 'Esto proporcionará una posición mejor para los sitios de calidad: aquellos que ofrecen contenido original e información sobre investigaciones, reportajes en profundidad o análisis reflexivos', ha explicado la compañía en un comunicado oficial.

Este cambio es una respuesta a las quejas que empresas y usuarios habían expuesto acerca de cómo los primeros puestos del buscador estaban copados por páginas que sólo incluyen palabras clave, o de las llamadas 'granjas de contenidos', empresas dedicadas a generar miles de artículos superficiales sobre los términos más buscados en internet. Aunque Google no ha especificado las páginas que van a verse afectadas, todos los ojos miraban ayer a compañías como Demand Media, que produce unos 7.000 contenidos al día y que ha logrado hacerse con los primeros puestos de cientos de consultas. Esta quitó ayer importancia al anuncio afirmando que, con 'una biblioteca de contenidos tan diversa' como la suya, era lógico que unos contenidos ascendiesen y otros bajaran puestos.

'Uno de los problemas de Google es que la gente hace scraping, una técnica que consiste en coger el contenido de una web y reproducirlo en otro sitio', explica Ismael El-Qudsi, director de nuevos medios en la agencia Havas Digital. Este experto en posicionamiento en buscadores aclara que el algoritmo de Google se compone de más de 200 factores, cada uno con un peso diferente, y la compañía puede medir 'el valor' de una web observando el tiempo que permanece un usuario navegando en ella. 'La gente emplea todo tipo de técnicas para aparecer en la primera página de resultados', añade.

La semana pasada, Google lanzó una característica en su navegador Chrome que permite crear una lista negra personal a la que agregar los sitios que el usuario considere no relevantes. Aunque el buscador ha especificado que los criterios para penalizar a las webs no han salido de esa opción, también ha añadido que un 84% de los sitios que los usuarios han marcado se han filtrado en este cambio de algoritmo.