Público
Público

Google no cumple con Protección de Datos

La AEPD critica al buscador por no responder "satisfactoriamente" al expediente abierto por su rastreo de redes WiFi. El director de la agencia estatal también ataca a Facebook por ceder información de sus usuarios a empresas de

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), Artemi Rallo, criticó ayer con dureza a Google por no respetar el derecho fundamental del ciudadano a la protección de sus datos personales. En particular, denunció que el buscador no ha respondido adecuadamente al expediente que le abrió la agencia tras saberse que sus coches del servicio Street View rastreaban y grababan información de las redes WiFi de los ciudadanos. La red social Facebook también ha recibido críticas por ceder información personal a empresas publicitarias.

Con motivo de la presentación de la memoria anual de la AEPD, realizada ayer en Madrid, Rallo dijo, en referencia a estas dos compañías, que 'muchos de sus servicios han cruzado ya varias líneas rojas'. Tras una serie de encontronazos con Google y Facebook por, en opinión de la agencia, su escaso respeto a la legislación española de privacidad, el director de la AEPD ha advertido de que se les está agotando la paciencia: 'Las autoridades deben reaccionar y la AEPD estará en primera línea'.

La AEPD envió un requerimiento hace 12 días a Google tras saltar a la prensa internacional el escándalo de que los coches del buscador, que circulan por las ciudades españolas tomando fotografías para su servicio Street View, estaban al mismo tiempo rastreando y grabando información de las redes inalámbricas de los vecinos. La agencia conminó a la empresa estadounidense a dar una respuesta, que llegó el pasado lunes. Pero, según explica Rallo, 'la disposición de palabra a colaborar es completa pero, a día de hoy, no podemos considerar satisfactorio el cumplimiento de nuestro requerimiento'.

Aunque Google ha bloqueado el acceso a los datos de los españoles obtenidos con sus coches como exigía la agencia, aún no ha facilitado ningún mecanismo para que los inspectores de la AEPD puedan analizarlos para decidir si violan la legislación española. 'Se han comprometido, pero aún no lo han hecho', comenta Rallo.

Google aún no ha facilitado el acceso de los inspectores a los datos recogidos

La semana pasada, inspectores de la agencia estuvieron revisando uno de los coches. Pero no salieron contentos. Google se limitó a enseñar los vehículos aparcados y no en funcionamiento. Tampoco se les detallaron las funciones de todo el instrumental que llevan a bordo. Por último, las respuestas al cuestionario que envió la AEPD sobre el rastreo y grabación de los datos de los vecinos tampoco han convencido a la agencia.

En el caso de que de la investigación practicada se deduzca alguna infracción, la AEPD podría sancionar a Google con una multa que, en el caso de las infracciones más graves, alcanzaría los 600.000 euros. Rallo reconoció que, para la principal empresa de Internet, tal cuantía no supone mucho quebranto.

También aseguró que no se descarta una acción conjunta con otras agencias de protección de datos, en especial las europeas. A día de hoy, además de Alemania primer país en abrir una investigación al buscador por el asunto de los coches, también lo han hecho o anunciado Italia, Francia y la República Checa. Austria ha prohibido a los coches de Google circular por su territorio y ayer mismo se supo que Canadá va a abrir otra investigación. En EEUU, hay dos acciones judiciales en marcha.

Google no quiso comentar nada por respeto a la investigación. 'Estamos colaborando con las autoridades de protección de datos de los principales países y trabajando con ellas para responder a todas sus cuestiones. No creemos que sea apropiado comentar estas conversaciones', dijo un portavoz de la compañía.

Las redes sociales, y en especial Facebook, también recogen críticas de la AEPD. Por un lado, la reciente revelación de que Facebook ha cedido información de sus usuarios sin su consentimiento a empresas de marketing y publicidad es, para la AEPD, muy grave. 'No están respetando los derechos de los ciudadanos', asegura el director de la agencia.

El maltrato a sus propios usuarios está empezando a notarse. El año pasado llegaron a la agencia las primeras denuncias por la configuración de privacidad del servicio, que, si no se restringe, revela demasiada información personal a demasiada gente.

El problema de fondo parece cultural. 'Que las grandes empresas de Internet sean estadounidenses no es una cuestión baladí', opina Rallo. Mientras que en Europa la privacidad es un derecho fundamental, en EEUU pasa a un segundo plano. 'El modelo de aquel país tiene su efecto', explica Rallo. Pone el ejemplo de Google Street View. Mientras en Europa las autoridades obligaron al buscador a difuminar las caras y matrículas de los coches, en EEUU ni se planteó. Rallo concluye: 'Estas empresas anteponen muchas veces su negocio a la protección de varios derechos. Business is business'.