Público
Público

Google ofrece borrar las wifis de los usuarios que lo pidan

El nombre de la red deberá modificarse si se desea que su ubicación no quede registrada

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El servicio Street View, ideado para mostrar imágenes de las ciudades a pie de calle, es uno de los que más quebraderos de cabeza le ha dado a Google por cuestiones relacionadas con la privacidad. La compañía ha ideado un sistema para que aquellos usuarios que deseen que su red wifi no se asocie a una ubicación concreta puedan eliminarla de la base de datos de Google.

Cada red cuenta con un nombre de un máximo de 32 caracteres conocido como SSID (Service Set IDentifier). Para evitar que los coches de Google Street View o las aplicaciones que utilizan la geolocalización indexen esa información en el futuro, los usuarios deben añadir el texto'_nomap' a la identificación de su wifi. Por ejemplo, si la wifi se llama 'reddeXX', tendrá que cambiarse a 'reddeXX_nomap'.

El buscador almacena en una base de datos el nombre, la ubicación y una direcciónúnica que identifica a cada red pero no lo hace público. Esos datos se utilizan, según los creadores de aplicaciones, para ofrecer información personalizada en función de la ubicación o un mejor servicio en las herramientas de mapas, sin identificar al usuario en sí. Las críticas a este borrado a posteriori han surgido en la red porque debe ser el propio navegante el que especifique que su red no se indexe, en lugar de que esta fuera la opción activa por defecto y que el usuario tuviera que establecer que los datos de su red sí fueran recogidos.

El buscador anunció en EEUU su servicio digital de música, con el que aspira a competir con iTunes de Apple. El lanzamiento del nuevo servicio, que venderá las canciones por un dólar (74 céntimos) o mediante una tarifa plana, se produce cuatro meses después de que Spotify se presentase en EEUU. Apple lanzó su tienda de música online en 2003 y, desde entonces, se han descargado 16.000 millones de canciones desde iTunes. Spotify tiene más de diez millones de usuarios. De ellos, dos millones son de pago.