Público
Público

Los grandes de la Red se enfrentan por el televisor

En otoño llegará el primer dispositivo para Google TV, que fusiona el contenido audiovisual de las cadenas con el de Internet

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un 65% de los españoles piensa que la principal ventaja de ver los contenidos televisivos en Internet es que esta actividad puede realizarse en cualquier momento. Pese a ello, un 4% cree que tener que verlos frente al ordenador es un inconveniente, según el último barómetro del CIS. Los fabricantes han tomado nota de estas dos ideas y se han lanzado a diseñar soluciones que fusionan Internet con el televisor, en un mercado que los expertos consideran que cambiará la forma en la que se accede a los contenidos audiovisuales.

El anuncio de Google TV, la solución que la compañía del buscador ofrecerá este otoño en EEUU, ha hecho vislumbrar un futuro de televisores conectados que fusionan los contenidos de las cadenas, los que se tienen en el ordenador y los que están en Internet. 'Nos dimos cuenta de que el ritmo de innovación en el televisor no se mantenía al mismo nivel que las mejoras en los ordenadores y la informática móvil', explica el equipo de Google TV a Público. 'En los últimos años los consumidores han estado reclamando una forma mejor de acceder a los contenidos de vídeo online, mientras que los programadores han buscado un camino que les permita desarrollar aplicaciones para los televisores', añade.

Las cadenas de TV no tendrán que adaptar sus contenidos

Logitech Revue, que saldrá a la venta en otoño en EEUU a un precio aún no definido (en Europa todavía no hay fecha), será el primer dispositivo que incluirá las funciones de Google TV. El cambio, en principio, es sólo para el usuario. 'Las cadenas de televisión no tendrán que adaptar sus contenidos para que se vean en Google TV. Nosotros alentamos a los propietarios de páginas web y programadores para que optimicen sus sitios para el televisor', detalla el equipo de Google TV.

El desembarco de Google ha hecho saltar las alarmas entre las empresas que ya disponen de su propia solución para acceder a algunos contenidos online desde el televisor. Los analistas estiman que la publicidad en televisión mueve unos 70.000 millones de dólares en Estados Unidos, una tarta demasiado jugosa como para dejar que la compañía traslade en solitario el éxito de su buscador y su plataforma publicitaria de la Red al televisor.

Los expertos creen que Apple tiene que rediseñar su dispositivo

Cuando Google anunció en marzo su sistema de televisión, todos los ojos miraron a Apple, que desde 2007 intenta hacerse un hueco en el salón con su dispositivo Apple TV sin lograr un éxito masivo. El analista de Forrester Research James McQuivey calificaba en el diario Los Angeles Times de 'crítico' el momento en el que se encuentra Apple. 'Tiene un año para reforzar su apuesta y ofrecer una alternativa antes de que Google se convierta en el proveedor dominante de la televisión del futuro', añadía.

Los expertos creen que Apple necesita rediseñar su dispositivo de salón para enfrentarse a Google. Apple no confirma si trabaja en este rediseño, lo que no ha impedido que algunos expertos apunten a que el nuevo Apple TV debería tener características que permitan acceder libremente a los contenidos audiovisuales de Internet (algo que ahora no ofrece), añadiéndole nuevos servicios.

Apple lanzó hace dos años su tienda de aplicaciones, la App Store, ofreciendo un ecosistema con el que completar la oferta de productos de la compañía. Hoy esa tienda cuenta con más de 200.000 aplicaciones y se ha convertido en un reclamo para la venta de nuevos dispositivos. Su plataforma de televisión no ofrece en este momento acceso a la App Store, un servicio que los expertos creen que podría atraer nuevos compradores e ingresos, planteando el televisor como una forma de vender aplicaciones y publicidad. Google, por su parte, sí añadirá a su Google TV las más de 50.000 aplicaciones para su sistema operativo Android y en breve lanzará el kit para que los programadores creen aplicaciones para el televisor.

'Hay que crear plataformas simples para distribuir contenidos'

Pero Google y Apple no son los únicos que compiten por la caja tonta. Los fabricantes de televisores disponen de su propia apuesta, forjada a base de acuerdos individuales con cadenas de televisión y servicios de vídeo online como YouTube. Sony, además de tener un acuerdo con Google TV, ha lanzado más de diez series de televisores con un software propio que da acceso a la programación online a la carta de cadenas como La Sexta o Antena 3. Yahoo, por su parte, también se está haciendo un hueco dentro de los televisores que ya ofrecen conexión a Internet, como los de Samsung o Sony. Su servicio, Yahoo TV Widgets, ofrece acceso a vídeos o resultados deportivos de webs de televisión y periódicos (como Showtime o USA Today en EEUU), juegos o navegación en redes sociales como Twitter o Facebook.

Si Google cumple sus promesas, la versión adaptada para el televisor del sistema operativo Android permitirá acceder a todos los contenidos de vídeo independientemente de quién los emita o dónde estén almacenados. La compañía quiere hacerse un hueco en la denominada estrategia de las tres pantallas (ordenador, móvil y televisor), un camino que también está siguiendo otro de sus competidores, Microsoft.

Mientras Google apuesta por llegar al televisor mediante acuerdos con fabricantes como Logitech, Sony o Intel, Microsoft trata de cerrar alianzas con operadoras de telecomunicaciones en España para que ofrezcan contenidos bajo su software Mediaroom. En la actualidad, Microsoft tiene acuerdos con más de 30 operadoras en el mundo, aunque no facilita una fecha de lanzamiento en España. 'La estrategia de las tres pantallas es importante', destaca el responsable de medios audiovisuales de Microsoft, Juanjo Carmena. 'La nueva versión de Mediaroom, que saldrá a finales de este año, habilita la posibilidad de disfrutar de esos contenidos en el televisor, el ordenador y los teléfonos Windows', añade.

A falta de una apuesta mayoritaria para estandarizar los contenidos multimedia de Internet en el televisor, cada compañía pretende trasladar la suya a los diferentes soportes. 'Hay varias iniciativas en marcha: las de las operadoras, los servicios que se ofrecen sobre redes abiertas y proyectos de los fabricantes de hardware. A largo plazo, lo normal es que convivan todas', explica el responsable de Mediaroom,Miguel Ángel Blanco.

El responsable en España de Google en el área de libros, Luis Collado, detallaba la semana pasada en una conferencia en Madrid la que posiblemente sea la clave del éxito en este mercado: 'Hay que conseguir que los usuarios, sean tecnólogos o no, puedan hacer cosas en Internet. Eso se consigue creando plataformas más simples de distribución de contenidos'. Aún habrá que esperar para saber si Google ha conseguido trasladar su dominio en la Red al televisor.

Nintendo Wii
Incorpora el navegador Opera que, mediante un teclado virtual, permite navegar por cualquier página web. Aunque durante un tiempo había que adquirir la aplicación, su descarga ahora es gratuita. En EEUU, Nintendo tiene un acuerdo con el servicio online de alquiler de películas Netflix.

Xbox 360
Permite acceder a las imágenes, los vídeos y las fotos del ordenador para reproducirlas en el televisor. Además de aplicaciones para Facebook y Twitter, también ofrece alquiler y descarga de películas desde el bazar de vídeo de Zune. En EEUU, la consola incluye acceso a Netflix y a la radio por Internet LastFM.

Playstation 3
Al igual que Xbox 360, la consola de Sony se sincroniza mediante WiFi o por cable con el ordenador para mostrar el contenido multimedia del PC en la consola. Además, dispone de un navegador propio de Sony que, como Wii, permite navegar por cualquier página web. La pantalla muestra un teclado virtual para introducir la dirección.  

Apple lanzó el Apple TV en 2007. Jobs lo ha definido como “el reproductor DVD para la era Internet”.
Tiene hasta 160 GB de almacenamiento (el primer modelo ofrecía 40 GB), reproduce el contenido de iTunes, y permite el alquiler y la compra de películas y series (esta opción no está disponible en España).
La compañía ofrece una aplicación gratuita llamada Remote para controlar mediante WiFi los contenidos del Apple TV desde un iPhone o un iPod.
Permite navegar por los vídeos de YouTube y el álbum fotográfico Flickr. Incluye acceso a radio on-line.
Una de sus dificultades para competir con la apuesta de Google es que no admite la búsqueda libre de contenidos en Internet.
Es necesario transformar los vídeos que están en formato AVI para que el Apple TV pueda reproducirlos. 

Google TV es una plataforma que tiene como objetivo mezclar los contenidos audiovisuales de la televisión convencional y de pago con los de la Red.
El televidente introduce en el buscador el canal o el contenido que desea ver (el nombre de una serie, por ejemplo). Los resultados muestran dónde puede verse ese vídeo, tanto en la cadena de televisión como en Internet.
La fuente aparece detallada a la derecha de la pantalla y, si se trata del contenido de una cadena, especifica el horario de emisión. También muestra resultados de varios videoclubs online.
El dispositivo permite programar la grabación del contenido.
Sony lanzará sus productos asociados a Google TV antes de fin de año. Las aplicaciones del Android Market también estarán disponibles para su uso en Google TV. 

 

66% de hogares
El 66% de los hogares españoles tiene un ordenador, y el 99,5%, televisor. La convergencia entre estos equipos puede impulsar el número de hogares conectados a Internet en España.

28,9% descarga contenidos
Un 28,9% de los televidentes es usuario de redes de descarga de contenidos que ve después en su televisor o en Internet. A un 44,9% de ellos le gustaría contar con estos mismos servicios directamente en su televisor.

3,5 valoración
El servicio más valorado de los espectadores, con un 3,45 sobre cinco puntos, es poder ver los contenidos de las cadenas en cualquier momento, según una encuesta realizada por Optipublic-Data Sampling para Mirada.