Público
Público

Greenpeace entrega 20.000 firmas por la demolición de El Algarrobico

La organización ecologista deja su protesta en el hotel para entregar, en La Moncloa, las 20.000 firmas que han recogido en las últimas 72 horas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los activistas de Greenpeace, que desde el pasado lunes mantenían una delegación temporal a modo de protesta en el hotel de El Algarrobico (Almería), han dejado el 'edificio ilegal' y han puesto rumbo al Palacio de La Moncloa para entregar, a las 10.00 horas de este jueves, las 20.000 firmas recogidas para exigir de nuevo la demolición del complejo.

Con estas firmas, recogidas en las últimas 72 horas, la organización ecologista exige que las tres administraciones implicadas — la Junta de Andalucía, el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino y el Ayuntamiento de Carboneras — convoquen una reunión pública antes del próximo 21 de septiembre, fecha en la que el Tribunal Supremo emitirá la sentencia, para acordar la hoja de ruta de la demolición del hotel.

'Hoy termina la cuenta atrás para la credibilidad ambiental del Gobierno de España y la Junta de Andalucía. El Ejecutivo debería anunciar hoy que va a ratificar por escrito un acuerdo entre ambas administraciones para cofinanciar la demolición del hotel', ha declarado la responsable de la campaña de Costas de Greenpeace, Pilar Marcos.

La protesta de Greenpeace se produce tres años después de que un juzgado de Almería declarara ilegal la licencia de obras del complejo, una decisión que ha sido recurrida en repetidas ocasiones 'para alargar el proceso de derribo' según la ONG.

 'La Junta todavía no se ha comprometido por escrito a nada'

'Durante estos últimos días, la Junta de Andalucía ha seguido exhibiendo una actitud urbanizadora del Parque Natural y, a pesar de que la secretaria de Estado de Cambio Climático, Teresa Ribera, anunció que iban a trabajar codo con codo con la Administración andaluza, la Junta todavía no se ha comprometido por escrito a nada' ha añadido Marcos para después sentenciar 'Ya es tiempo de que lo hagan'.

Según informa Greenpeace, este miércoles por la noche 'cientos de personas' se concentraron frente al hotel apoyando las reivindicaciones de la ONG ecologista. En la protesta se leyó un manifiesto escrito por varios colectivos ecologistas en que se volvía a pedir el derribo.

A las cinco y media de la mañana, según cuenta Greenpeace, dos activistas escalaron hasta una de las grúas que se alzan en la playa para colgar una bola de derribo que representa 'el motivo que nos mantiene encerrados en la séptima planta de este hotel: que derriben de una vez este icono de la destrucción de nuestras costas'.