Público
Público

Una guerra entre dos empresas deja a millones de chinos sin 'chat'

Tencent y Qihoo, dos de las mayores empresas informáticas Chinas, no se entienden y el servico QQ puede resultar afectado por esta contienda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Probablemente no se ha oído hablar mucho de ellas en España, pero son las dos empresas más grandes de software en China. La primera es Tencent, quien entre muchas otras cosas cuenta con el servicio de mensajería instantánea más extendido del país, QQ, con 612 millones de usuarios; la segunda es Qihoo, la empresa que ha desarrollado el sistema de seguridad más popular de China, llamado 360 e instalado en al menos 300 millones de ordenadores.

Estas dos empresas, que llevaban varios meses de desacuerdos y polémicas en los medios, se han lanzado en los últimos días a una batalla encarnizada en los juzgados y en los ordenadores de los usuarios. El 3 de noviembre, Tencent decidió cortar por lo sano: desde ese día, su servicio de mensajería instantánea no es compatible con el sistema de seguridad 360. Salvando las distancias, es como si el Windows de Microsoft no pudiera funcionar con el Norton Antivirus. El órdago de Tecent contiene un mensaje claro: o con ellos o conmigo. Los usuarios chinos se han visto desde entonces obligados a decantarse por una de las dos empresas.

El origen de esta guerra comercial podría situarse en febrero de este año, cuando Tencent sacó un programa de seguridad que tenía más o menos las mismas funciones que el de la empresa Qihoo, que hasta entonces había dominado este mercado. Ésta respondió acusando a Tencent de no proteger la privacidad de sus usuarios y denunciando fallos de seguridad en QQ, un programa parecido al Messenger. El 11 de octubre, Qihoo sacaba una nueva aplicación que servía para proteger la privacidad de las conversaciones de los usuarios de QQ. Tres días más tarde, Tencent denunciaba por difamación y prácticas desleales a su ya oficialmente enemigo.

La batalla de estos dos gigantes muestra su ambición por hacerse con el gigantesco mercado chino, que cuenta con el mayor número de internautas del mundo, más de 420 millones. Su pelea también ha puesto en entredicho lo difuso de las fronteras de las empresas de Internet en China, que en muchas ocasiones, como en el caso de Tencent, desarrollan una interminable lista de servicios (juegos on-line, servicios de mensajería, email, noticias, redes sociales o páginas de compras). Si las compañías más grandes se siguen expandiendo sin límites, en los próximos años se sucederán muchas más batallas comerciales como esta.

El enfrentamiento entre estas dos grandes empresas ha estado lleno de golpes bajos. A principios de octubre, Tecent acusó a Qihoo de estar bajo investigación debido a una supuesta campaña de publicidad en páginas pornográficas. Mientras tanto, Qihoo denunció que Ma Huateng, el director ejecutivo de Tencent que cuenta con un patrimonio de varios millones de euros, todavía se beneficia de ayudas del gobierno para su vivienda. Ambas han dejado claro que en esta guerra comercial todo vale.