Público
Público

Hallada una capa de crudo en el fondo del golfo

Un estudio detecta cinco centímetros de petróleo cerca de la plataforma de BP

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El lecho marino del golfo de México en las inmediaciones del pozo accidentado de BP conserva capas de crudo de hasta cinco centímetros de grosor, según un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Georgia (EEUU) a bordo de un barco de investigación.

El petróleo ha sido hallado en varias localizaciones a unos 1.600 metros de profundidad. Bajo la capa de crudo se han encontrado crustáceos y otros animales muertos.

'Esperábamos encontrar petróleo, pero no tanta cantidad', explicó a AP Samantha Joyce, una de las investigadoras que han llevado a cabo el sondeo del fondo marino. Joyce y su equipo, que trabaja a bordo del buque de investigación Oceanus, encontraron petróleo en diez de las 14 muestras que sacaron el pasado domingo y lunes de las profundidades, en puntos a una distancia de entre 20 y cien kilómetros del pozo de BP.

Aún no está claro si el crudo que se ha hallado salió del pozo de BP, procede de otras plataformas del golfo o de las cisternas de los numerosos barcos que surcan la zona. Los investigadores analizarán las muestras para poder determinar su procedencia, aunque opinan que lo más probable es que sea consecuencia del vertido, que escupió unos 800 millones de litros de crudo antes de que BP lograse tapar el escape el pasado 15 de julio.

Sus tesis contradicen la versión de las autoridades, que sostienen que, tras el uso de dispersantes y barreras, la mayoría de la marea negra se ha evaporado o ha sido limpiada.

Según la Agencia Atmosférica de EEUU, en el golfo sólo quedan ya unos 200 millones de litros de crudo, una estimación que otros expertos ven demasiado optimista.

Tras un parón de un mes, la petrolera BP retomó el lunes los trabajos para perforar un pozo de alivio con el que cegar de forma definitiva el pozo Macondo que provocó el desastre.

Thad Allen, coordinador de las labores de limpieza y sellado, dijo que se tardarán cuatro días en horadar el fondo marino otros 16 metros hasta interceptar el pozo a unos 5.500 metros de profundidad. La compañía bombeará después barro y cemento para intentar tapar el conducto de forma definitiva. La multinacional ya se ha gastado más de 6.000 millones de euros en contener y sellar el vertido y espera que la factura total ascienda a 26.000 millones.