Público
Público

Hallado un gran impacto en el polo sur de Júpiter

La NASA confirma las observaciones de un astrónomo aficionado australiano

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No todo el mundo está pendiente de las celebraciones del 40º aniversario de la llegada a la Luna. Anthony Wesley, astrónomo aficionado australiano, estaba observando Júpiter con su telescopio cuando descubrió una mancha negra en su superficie, cerca del polo sur. No era uno de los numerosos satélites jovianos, ni sus respectivas sombras, ni una de las frecuentes tormentas polares. Wesley publicó en Internet sus observaciones, que fueron confirmadas por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA: lo que Wesley había observado era la cicatriz dejada en la superficie del planeta gigante por el impacto de un objeto de naturaleza y tamaño desconocidos.

Utilizando el telescopio de infrarrojos que la NASA tiene en el observatorio de Mauna Kea (Hawaii, EEUU), se ha podido confirmar el impacto gracias al brillo producido por la nube de residuos al reflejar la luz del Sol. 'La primera imagen que obtuvimos mostraba un objeto realmente brillante justo en el lugar de la cicatriz negra e inmediatamente supimos que se trataba de un impacto', comenta Glenn Orton, uno de los científicos del JPL que han estado observando Júpiter desde que Wesley dio la voz de aviso. 'Podría tratarse de un cometa, pero no lo sabemos seguro aún', añade Orton. Otras pruebas de la colisión son el aumento de la temperatura en el área de impacto, así como unos elevados niveles de amoniaco en las capas superiores de la atmósfera.

Coincidencia cósmica

La casualidad ha querido que este hallazgo se produzca justo 15 años después de que Júpiter recibiera otro impacto, el del cometa Shoemaker-Levy 9 (SL9). En aquella ocasión, los astrónomos estaban sobre aviso y el transcurso de la colisión fue seguido en directo con gran detalle.

Esta es sólo la segunda vez que los científicos pueden observar un evento de estas características, y servirá para comprobar algunas de las teorías formuladas tras el impacto del SL9.