Público
Público

El Hierro confirma dos erupciones submarinas

Las autoridades aseguran que han localizado dos manchas en el mar con peces muertos que se corresponden con dos "focos de erupción"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades de El Hierro quisieron ayer despejar todas las dudas que se habían suscitado desde el lunes sobre si en la isla se había producido o no una erupción volcánica. Ante una gran expectación mediática, provocada por una convocatoria de urgencia, comparecían a las siete de la tarde (hora canaria) Juan Manuel Santana, director general de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, y el presidente del Cabildo de El Hierro, Alpidio Armas. Las primeras palabras de Santana fueron para confirmar un rumor que se había extendido por toda la isla durante la tarde de ayer: los expertos habían detectado dos manchas en el mar.

'La embarcación Salvamar, de Salvamento Marítimo, salió a recoger muestras a primera hora de la tarde', explicó Santana. 'Los técnicos que iban a bordo han encontrado dos mancha en el mar con fuerte olor a azufre y peces muertos', continuó. Santana explicó que una de las manchas se encuentra a dos millas al suroeste del puerto de La Restinga y la segunda, a milla y media.

'Los terremotos se están dando fuera del perímetro de la isla'

De esta manera, dijo Santana, se confirma que se han producido dos focos de erupción volcánica; una está a una profundidad de 700 metros y la segunda, a unos 500 metros. Santana, que no indicó si esos dos focos incluyen el que El Cabildo anunció el lunes, señaló que esas dos manchas concuerdan con el hecho de que, en las últimas horas, se haya reducido el tremor (la onda que muestra actividad volcánica en los sismómetros). Esa reducción indicaría que la presión del magma en el subsuelo también se ha reducido y que, por tanto, se ha producido una erupción volcánica. Las autoridades no proporcionaron ayer imagen alguna de las manchas ni de los peces muertos.

A falta de más información, las autoridades mantienen, por ahora, el semáforo de peligro volcánico en rojo y la zona de exclusión marítima en un radio de cuatro millas marítimas desde la punta de La Restinga. También mantienen la decisión de no autorizar el regreso de los 500 habitantes del pueblo de La Restinga, el más cercano a los supuestos lugares de erupción, que fue desalojado el pasado martes.

Desde mediados de septiembre, los científicos sabían que el magma se estaba moviendo bajo los pies de los herreños. Los epicentros de miles de terremotos mostraban cómo ese fluido precedente del interior del planeta luchaba por salir a la superficie. Desde estas fechas, todos los ojos estaban puestos en un denso nicho de puntos que señalaban el origen de los terremotos y que se concentraban en una región al sur de la isla,concretamente bajo el Mar de las Calmas, un fenómeno difícil de estudiar, ya que, según cuentan los técnicos del Instituto Geográfico Nacional (IGN), 'uno de los problemas que se han presentado en esta crisis es que los terremotos se han producido fuera del círculo que forman los instrumentos', es decir, fuera del perímetro de la isla.

Los científicos han analizado también el helio-3 y el CO

Los científicos del Instituto Vulcanológico de Canarias (Involcan) continuaban ayer sus trabajos de vigilancia volcánica en la isla, a la espera de una posible erupción en tierra o cerca de la costa. Uno de los vectores que están observando con atención es el agua que hay en tierra. El agua procedente de galerías y pozos captura gases volcánicos y es un valioso testigo de la actividad volcánica. Los científicos recogieron muestras de agua en varios pozos de la isla siguiendo el rastro de los gases que están disueltos en ella. Así, las muestras que Gladys Melian, investigadora de Involcan, recoge en Tacorón, Pozo de Frontera, Pozo de los Padrones y San Simón son enviados cada a día a los laboratorios de Tenerife en busca de isótopos, conductividad y CO2. Para averiguar las concentraciones de helio-3 y helio-4, las pequeñas botellas de agua vuelan al Laboratorio de Química de Terremotos de la Universidad de Tokio, Japón.

Según Nemesio Pérez, el helio-3 es 'la mejor huella dactilar de la actividad magmática bajo el suelo'. Los datos preliminares de concentración de este gas en las aguas herreñas indicaban ya ayer por la mañana que la posibilidad de que se produjera una erupción en el isla era 'muy significativa', en palabras del experto. Pérez explicaba también que las estaciones geoquímicas que Involcan tiene en la isla comenzaron ayer a registrar incrementos significativos en los niveles de CO2, 'otra prueba más de que el magma se está moviendo bajo la isla y busca salida'.