Público
Público

El Hierro registra el mayor terremoto desde que comenzó la crisis sísmica

Los expertos insisten en que la erupción no es segura, aunque el temblor, de magnitud 4,4, se ha sentido en toda la isla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La actividad sísmica en El Hierro continúa creciendo en número, magnitud e intensidad. En la tarde del sábado, mientras algunos se preparaban para observar la lluvia de estrellas de las Dracónidas, el suelo herreño volvió a estremecerse. A las 20.34, hora canaria, los sismómetros del Instituto Geográfico Nacional registraron un terremoto de magnitud 4,4 en la escala de Richter y una intensidad de entre cuatro y cinco grados.

El seísmo tuvo su epicentro en la costa suroeste de la isla y los técnicos lo sitúan a unos 15 kilómetros de profundidad. Este seísmo es el mayor de los más de 9.900 que se han producido en la isla desde que comenzara esta crisis el pasado mes de julio.

Desde julio, los sismómetros han detectado casi 10.000 temblores

El terremoto fue sentido en toda la isla y, aunque no se informó de daños personales, se produjeron varios desprendimientos en la carretera de Tacorón, que quedó parcialmente obstaculizada. También varias rocas cayeron en las laderas exteriores del túnel de Los Roquillos, que al cierre de esta edición continuaba cerrado al tráfico. Horas después, los gobiernos regional e insular hacían un llamamiento a la serenidad y recordaban las medidas de autoprotección en caso de terremoto.

El Plan de Protección Civil por Riesgo Volcánico recordó en un comunicado que 'la situación volcánica de El Hierro está en fase de semáforo amarillo para la población y estos movimientos son propios de la fase de preemergencia volcánica en la que nos encontramos'. El teléfono único de emergencia 112 recibió 13 llamadas de vecinos para alertar de daños.

Después de la alarma de los días 27 y 28 de septiembre, cuando se evacuó a 53 personas y se desplegó la Unidad Militar de Emergencias, los herreños comenzaban a respirar más tranquilos al observar cómo los epicentros de los cientos de seísmos se desplazaban mar adentro y se alejaban de lugares poblados. Sin embargo, los últimos datos indican que la actividad ha girado hacia el este, aproximándose de nuevo a tierra, a uno de los lugares más populares de El Hierro, La Restinga.

'El guión de una erupción volcánica se va cumpliendo', opina una científica

Este rincón del municipio más joven de la isla, El Pinar, es mundialmente famoso por sus ricos fondos marinos, meca de miles de submarinistas que disfrutan de unas aguas cristalinas y una rica fauna marina. El barrio piñero tiene previsto celebrar el próximo 15 de octubre la decimoquinta edición del concurso fotográfico Open Fotosub, uno de los mejores de esta especialidad en Europa. Aunque en La Restinga se sintieron la semana pasada 60 seísmos, se perciben ya como movimientos cotidianos y por ahora la organización sigue adelante con la edición de este año.

Mientras la actividad sísmica sigue con su escalada, se redoblan los trabajos de los científicos para averiguar qué está sucediendo bajo la isla. Los científicos del Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) y del Instituto Geográfico Nacional (IGN) continúan instalando instrumental. Aparte de los sismómetros, la isla cuenta ya con varias antenas GPS que miden el abombamiento de la isla y con estaciones geoquímicas que detectan los gases volcánicos que emanan del suelo y galerías. Según el investigador del Involcan Nemesio Pérez, 'los gases volcánicos son los mejores indicadores de lo que se está cociendo bajo el suelo'. Sin embargo, a pesar de la alta actividad sísmica, llama la atención de los científicos los escasos registros de gases: 'Aunque los datos de nuestras estaciones comienzan a mostrar una serie ascendente, aún no hemos visto valores altos si los comparamos con la media registrada en años anteriores'.

Las autoridades insulares han hecho un llamamiento a la serenidad

Las antenas GPS de estas instituciones sí han registrado una deformación de la isla que ronda los 40 milímetros. Aunque, como afirma la responsable del IGN en Canarias, María José Blanco, 'el guión de una erupción volcánica se va cumpliendo', los expertos insisten en que esta actividad no tiene que acabar necesariamente en una erupción y recuerdan que muchos de estos eventos desaparecen sin que se desencadene un fenómeno eruptivo.

En los últimos días, a estos equipos de científicos se les han unido técnicos del Instituto Geológico y Minero de España, que estudian sobre el terreno el riesgo de desprendimientos en algunos barrios de Frontera, Ayuntamiento que el día 7 acordó por unanimidad declarar la situación de emergencia social y económica en el municipio ante los problemas que ha ocasionado el cierre del túnel de Los Roquillos desde que aumentó el número de seísmos en El Hierro.